31 de enero de 2014

Mousse de limón.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 6:53 Enlaces a esta entrada
Un postre fresquito y apetecible que siempre es bien recibido para terminar una comida copiosa. Los postres cítricos resultan muy agradables y la presentación en pequeños vasos o copas gusta mucho.
Veréis que es una mousse ligera y sencilla que resulta suave al paladar y de intenso sabor a limón. Probad!!! 


INGREDIENTES:

Zumo de 2 limones, 3 hojas de gelatina, 150 g. de yogur natural azucarado, 1 cucharadita de ralladura de limón, 2 claras de huevo, 5 cucharadas soperas de azúcar y un vaso de agua.


ELABORACIÓN:

1- Hidratamos las hojas de gelatina en un poco de agua fría durante 5 minutos.
2- Ponemos en un cazo pequeño el agua y la ralladura de limón, con 2 cucharadas soperas de azúcar. Llevamos a ebullición y en cuánto hierva, retiramos del fuego.


3- Mezclamos con unas varillas el yogur, el zumo de limón y el azúcar restante.
4- Añadimos la gelatina hidratada y escurrida al agua caliente con la ralladura de limón.
5- Agregamos la mezcla de yogur y movemos con las varillas.
6- Montamos las claras a punto de nieve firme y las añadimos a la mezcla anterior, con movimientos envolventes hasta que consigamos que todos los ingredientes se vean bien integrados.


7- Vertemos la mousse en unos cuencos o pequeñas copas y conservamos en frío al menos durante 2 horas antes de servirla.

30 de enero de 2014

Acelgas con pasas y piñones en pasta filo.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 6:58 Enlaces a esta entrada
Aquí tenéis unas saludables acelgas salteadas con pasas y piñones, presentadas a modo de pastel sobre pasta filo.
Me encanta utilizar esta pasta tan versátil tanto en dulce como en salado. Sólo hay que retirarla del frío unos minutos antes de ser utilizada , dejándola siempre cubierta y procurando trabajar con rapidez, ya que tiende a secarse enseguida.
Es importante pincelarla con algo de mantequilla derretida y luego darle la forma deseada. Quedará crujiente y con una estupenda textura tras el horneado, que hará de nuestro pastel de acelgas un exquisito bocado.


INGREDIENTES:

400 g. de acelgas, 1 hoja de laurel, 60 g. de piñones, 100 g. de uvas pasas sin semillas, 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen, sal, pimienta, 100 g. de mantequilla y 10 láminas de pasta filo.


ELABORACIÓN:

1- Lavamos bien las acelgas y tallos y las cortamos en pequeños trozos.
2- Las ponemos en una cazuela con agua, sal y una hoja de laurel.
3- En cuanto estén tiernas, retiramos, colocándolas sobre un escurreverduras para retirarles completamente el exceso de líquido.


4- En una sartén profunda ponemos 2 cucharadas de aceite de oliva virgen. Agregamos los piñones, dejando que se tuesten un poco.
5- Añadimos las acelgas bien escurridas y las uvas pasas. 
6- Mezclamos y dejamos cocinar 3 ó 4 minutos moviendo constantemente con una cuchara de madera.
7- Retiramos del fuego y reservamos.
8- Sobre un molde redondo de fondo desmontable, colocamos 5 capas de pasta filo extendidas y previamente pinceladas con mantequilla derretida.



9- Sobre la pasta filo vertemos nuestro relleno, de espinacas con pasas y piñones extendiéndolo bien para que cubra toda la superficie.
10- Tapamos con otras cinco capas de pasta filo, superpuestas y previamente pinceladas con mantequilla derretida. Procuramos no extender sin arrugas la pasta filo, para que quede rizada y más bonita al hornearse.
11- Sellamos la pasta por los bordes del molde utilizando los dedos y plegando los bordes para conseguir luego bonitos pliegues dorados.
12- Horneamos (horno precalentado) a 170 grados hasta que se vea doradita y bien crujiente.

29 de enero de 2014

Piquillos rellenos de brandada de bacalao.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 6:52 Enlaces a esta entrada
La brandada de bacalao es un entrante exquisito que se suele consumir en pequeñas cazuelitas para untar sobre unas tostas o como delicioso relleno de unos pimientos del piquillo.
Importante buscar bacalao de la mejor calidad y utilizar leche tibia en la elaboración, para que la pasta ligue adecuadamente y consigamos una brandada perfecta.
Veréis con qué poco esfuerzo tendremos un aperitivo de diez, digno de las mejores mesas!!!

                                                                                                     Fuente: Joan Roca

INGREDIENTES: (12 piquillos rellenos)

400 g. de bacalao desalado, 2 dientes de ajo, 150 ml. de aceite de oliva suave y 100 ml. de leche entera tibia. Piquillos en conserva listos para rellenar.
Aceite de perejil: Aceite de oliva virgen, un manojito de perejil fresco y una pizca de sal gruesa.


ELABORACIÓN:

1- Si el bacalao que vamos a utilizar no está ya desalado, debemos ponerlo a remojo la noche anterior cambiando el agua varias veces.
2- Desmigamos el bacalao desalado, sin espinas ni piel.
3- Ponemos en un cazo los dos dientes de ajo pelados y laminados junto con un buen chorro de aceite de oliva.


4- Rehogamos los dientes de ajo, sin que tomen color.
5- A continuación, añadimos el bacalao desmigado y removemos con una cuchara de madera, para que se cocine ligeramente y suelte su agua.
6- Cuando esté ligeramente cocido, retiramos y ponemos en un procesador de alimentos.
7- Trituramos a velocidad media, añadiendo el aceite en hilito, alternándolo con chorritos de leche tibia. Se trata de ligarlo como si fuese una mayonesa.


8- La brandada estará lista cuándo se vea ligada y firme.
9- Escurrimos bien los pimientos de su líquido y los rellenamos de brandada de bacalao ayudándonos de una cuchara.
10- Aceite de perejil: Trituramos el perejil fresco junto con un pellizco de sal gruesa y lo añadimos a un buen chorro de aceite de oliva.


11- Servimos los pimientos rellenos salseándolos con aceite de perejil.

28 de enero de 2014

Lenguas de gato. Receta.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 6:53 Enlaces a esta entrada
Vamos a poner en nuestra mesa unas deliciosas lenguas de gato para acompañar el café. Animáos a probarlas, sé que quedaréis encantados y no volveréis a comprar pastas industriales.
 Son ideales para regalar y si las guardamos en una lata o recipiente hermético, tendremos a mano un exquisito bocado para tomar con el café y las infusiones, conservándose perfectas algo más de una semana.
Con estas cantidades que os facilito, salen unas 60 lenguas de gato. Parecen muchas, pero no...Vuelan!!!

                                                                                                                    Fuente: Ladurée.


INGREDIENTES:


125 g. de mantequilla, 160 g. de azúcar glas, 1 cucharadita de vainilla líquida, 2 claras de huevo XL, 160 g. de harina de repostería y chocolate negro para bañar las lenguas de gato, una vez horneadas ( opcional).




ELABORACIÓN:


1- Cortamos la mantequilla en pequeños daditos y la ponemos en un cuenco. Colocamos éste en un baño María y removemos con una cuchara de madera hasta que se vea cremosa. Retiramos y batimos hasta que que blanquee.

2- Agregamos poco a poco el azúcar glas y batimos.
3- Añadimos la vainilla líquida y las 2 claras de huevo. Mezclamos muy bien.



4- Tamizamos la harina y la añadimos poco a poco. Batimos hasta lograr una masa homogénea.
5- Vertemos la masa obtenida en una manga pastelera, boquilla redonda y lisa.
6- Hacemos tiras de masa de unos 6 cm. de largo, sobre una bandeja de horno con  papel vegetal, procurando dejar bastante espacio entre ellas, ya que se expanden bastante al hornear.



7- Precalentamos el horno a 170 grados y horneamos hasta que se vean doraditas, sin pasarnos con el horneado, ya que al enfriar, se endurecerán.
8- Retiramos con una espátula y colocamos sobre una rejilla metálica.
9- Fundimos el chocolate en el microondas o al baño María y bañamos uno de los extremos de cada pasta sumergiéndola en el chocolate fundido.



10- Colocamos de nuevo sobre la rejilla y metemos en la nevera un minuto para que el chocolate se solidifique.

Conservamos en lata o recipiente hermético.

Os dejo la videoreceta para que no os quede ninguna duda

27 de enero de 2014

Empanada de zorza.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 6:54 Enlaces a esta entrada
Una empanada que hará las delicias de vuestros comensales, tengan la edad que tengan, seguro, exquisita!!! Si teneis una comida para muchas personas esta empanada es una estupenda opción, suele gustar a pequeños y mayores y es muy cómoda de hacer, sencilla.
Tenéis que disponer de zorza, eso sí, y fuera de Galicia es tarea difícil, así que pinchad aquí para ver de qué modo tan sencillo podemos elaborar una zorza casera que quita el hipo, deliciosa, con la que podemos cocinar una maravillosa empanada de zorza, o comerla frita, tal cual. Vale la pena, no os la perdáis!!!


INGREDIENTES:

Masa: 500 g. de harina de fuerza, medio cubito de levadura fresca de panadería, 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen, 2 cucharadas soperas de mantequilla, 1 cucharadita de sal, 1 cucharadita de pimentón dulce y 300 ml. de agua tibia.
Relleno: 400 gramos de zorza, 4 cucharadas soperas de buena salsa de tomate, media cebolla, medio pimiento rojo, 50 ml. de vino blanco y 2 cucharadas soperas de aceite de oliva.
Huevo batido para pincelar la masa.


ELABORACIÓN:

1- Ponemos la harina en forma de volcán dentro del bol de la amasadora ( o en un bol si vamos a amasar a mano).
2- En el centro del volcán ponemos la sal, el pimentón dulce, el aceite de oliva y la mantequilla a temperatura ambiente.
3- Comenzamos a amasar a velocidad baja y añadimos poco a poco el agua tibia en la que habremos disuelto previamente la levadura.


4- Amasamos unos 5 minutos a velocidad baja, hasta que todos los ingredientes se vean integrados.
5- Tapamos la bola de masa con film y dejamos levar a temperatura ambiente hasta que doble tamaño, una hora, más o menos.
6- Recuperamos la masa y la colocamos sobre una superficie de trabajo enharinada ligeramente. La dividimos en dos partes.
7- Estiramos con un rodillo una parte de la masa dándole forma rectangular y dejándola con un grosor aprox. de 3 milímetros.
8- La enrollamos sobre el rodillo y la colocamos sobre el molde ( no hace falta engrasarlo, no se pegará nada, garantizado).



9- Relleno:  Ponemos en una sartén profunda o cazuela el aceite de oliva con la cebolla cortada a dados pequeñitos y el pimiento troceado. Cocinamos hasta que empiecen a blanquear.
10- Añadimos el vino blanco, dejamos evaporar.
11- Agregamos la salsa de tomate y la zorza cortada en pequeños trozos. Dejamos cocinar removiendo de vez en cuándo, hasta que la zorza esté blandita, en su punto, unos 10 minutos.
12- Este relleno lo colocamos sobre la masa ya puesta en el molde.


13- Tapamos con la otra parte de masa y sellamos los lados pellizcando los bordes. Ponemos alguna tira de masa o adorno por encima de la empanada.
14- Pincelamos con huevo batido.
15- Metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que esté bien doradita.

24 de enero de 2014

Bundt cake de mandarinas.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 6:51 Enlaces a esta entrada
Aquí tenéis un estupendo bizcocho que aprovecha al fruta de temporada y resulta ideal para los desayunos escolares.
Me encanta utilizar los cítricos para la repostería casera y las mandarinas están ahora en su mejor momento.
Tan dulces como golosinas naturales, tan saludables y apetecibles que no debemos perder la ocasión de incluirlas en nuestra dieta. 
Este es mi bizcocho de mandarinas, que cubierto con una campana de cristal, nos ha alegrado los desayunos durante 3 días, manteniendo sus propiedades intactas. Qué bueno!!!


INGREDIENTES:

200 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 300 g. de azúcar, 4 huevos XL a temperatura ambiente, 1 cucharadita de ralladura de naranja o mandarina, pizca de sal, 365 g. de harina de repostería, un sobre de levadura en polvo, el zumo de 4 mandarinas grandes y 150 ml. de leche. Azúcar glas para espolvorear.


ELABORACIÓN:

1- Batimos la mantequilla junto con el azúcar durante 5 minutos, hasta que la textura sea blanquecina y esponjosa.
2- Añadimos los huevos, uno a uno y seguimos batiendo a velocidad media.
3- Agregamos la ralladura de mandarina o naranja y la leche. Mezclamos.


4- Tamizamos la harina junto con la sal y la levadura y la añadimos a cucharadas a la mezcla anterior, alternando con el zumo de mandarina, hasta completar el añadido de toda la harina y zumo.
5- Vertemos la masa obtenida en un molde engrasado y dejamos caer 4 ó 5 veces el molde sobre la encimera, para que la masa se asiente y no queden burbujas de aire.


6- Horneamos (horno precalentado a 180 grados) hasta que al pinchar el centro con un palito veamos que sale limpio.
7- Dejamos templar 10 minutos dentro del molde y luego desmoldamos sobre una rejilla.
8- Espolvoreamos con azúcar glas.

23 de enero de 2014

Alubias de Tolosa con chorizo y piquillos.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 6:56 Enlaces a esta entrada
Estas pequeñas alubias de color morado, casi negro y forma ovalada, se caracterizan por la finura de su piel, su gran mantecosidad y extraordinario sabor.
Proporcionan mucha energía y contienen muy poca grasa. Su consumo nos aporta gran cantidad de fibra, vitaminas y minerales, ayudándonos a reducir el colesterol. Especialmente recomendadas en personas en edad de crecimiento.
Están tan buenas así cocinadas que la sensación gráfica al meter la cuchara y degustar este manjar es... Dos lagrimones de felicidad resbalando por mejilla, je, je...


INGREDIENTES:
Media cebolla, 1 cabeza de ajos, 2 cucharadas soperas de aceite de oliva, 3 cucharadas soperas de salsa de tomate de calidad, 5 ó 6 pimientos del piquillo en conserva, 1 hoja de laurel, 2 chorizos, sal y 1 litro de caldo de carne.


ELABORACIÓN:

1- Ponemos a remojo las alubias cubiertas con agua al menos durante 8 horas.
2- Una vez remojadas, las ponemos en una cacerola cubiertas con caldo de verduras, media cebolla pelada,  la cabeza de ajos y la hoja de laurel. 
3- Llevamos a ebullición, desespumando las legumbres si fuese necesario y añadiendo agua fría 3 ó 4 veces a la cacerola para cortar la cocción.


4- En una pequeña sartén hacemos un sofrito con 2 cucharadas de aceite de oliva, 1 diente de ajo laminado, los chorizos cortados a rodajas y los piquillos troceados.
5- Agregamos la salsa de tomate y cocinamos en la sartén un par de minutos a fuego medio. Añadimos el contenido a la cacerola. Mezclamos bien.


6- Cocinamos las alubias a fuego medio añadiendo algo más de agua si fuera necesario y rectificamos la sal si es preciso.
7- Dejamos reposar el guiso durante diez minutos y servimos caliente adornando cada ración con unos piquillos troceados.

22 de enero de 2014

Tartaletas de queso y manzanas.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 6:59 Enlaces a esta entrada
Pequeñas tartaletas de queso para acompañar una taza de té. Intenso sabor a limón y cobertura de fruta fresca. Me encantan los pasteles pequeños, los veo apetecibles y coquetos, ideales para alegrarnos la tarde con un exquisito bocado de queso y manzana... Divinas!!!


INGREDIENTES: ( 5 tartaletas)

Pasta quebrada: 125 g. de harina de repostería, 65 g. de mantequilla a temperatura ambiente, pizca de sal, 1 cucharadita de azúcar, 20 g. de yema de huevo y 40 g. de agua fría.
Relleno: 1 manzana grande, 250 g. de queso fresco, 1 yogur de limón, 1 cucharadita de ralladura de limón, 3 gotas de esencia de limón, 100 g. de azúcar glas, 2 huevos XL y 30 g. de Maicena. Azúcar glas para espolvorear.


ELABORACIÓN:

1- Hacemos un volcán con la harina y en medio ponemos la mantequilla y la aplastamos bien trabajando con rapidez hasta conseguir una textura arenosa.
2- Disolvemos el azúcar y la sal  en el agua y lo incorporamos a la mezcla de harina. Mezclamos.
3- Añadimos las yemas de huevo y amasamos hasta conseguir una masa homogénea.
4- Tapamos con film y dejamos reposar en frío media hora.


5- Extendemos la masa entre dos pliegos de papel vegetal y cortamos unos círculos lo suficientemente anchos como para cubrir los moldes de nuestras tartaletas.
6- Colocamos la pasta forrando los moldes.
Relleno:  Mezclamos todos los ingredientes (menos la manzana) con una batidora eléctrica y rellenamos los moldes con esta mezcla.


 7- Colocamos sobre la superficie unas rodajas finitas de manzana.
8- Horneamos a 180 grados ( horno precalentado) hasta que se vean doraditas.


9- Desmoldamos y espolvoreamos con algo de azúcar glas.
Tibias son una delicia y frías un bocado exquisito.

21 de enero de 2014

Sopa de pollo y verduras con pasta.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 6:52 Enlaces a esta entrada
Ahora que media España está resfriada, con gripe o recuperándose de un "trancazo", os muestro la sopa que yo preparo como reconstituyente ante tales situaciones...
Es una sopa ligera, sabrosísima y muy completa, cuyo caldo puede tomarse solo si la situación es tan "grave" que no nos apetece ni pestañear y permite que nos vayamos recuperando del enfriamiento permaneciendo vitaminados e hidratados como es necesario.
Saludable, ligera y sabrosa, siempre es buen momento para una deliciosa sopa.


INGREDIENTES:

2 zanahorias, 2 puerros, medio repollo o col rizada, 2 patatas, media pechuga de pollo, 1 nabo, medio brócoli, sal, pimienta, ramito de tomillo y romero, agua hasta cubrir las verduras y un paquete de fideos chinos de trigo.


ELABORACIÓN:

1- Lavamos bien, pelamos y cortamos en rodajas finas las zanahorias y el nabo.
2- Cortamos en juliana el repollo.
3- Troceamos el puerro en pequeños daditos y el brócoli en ramilletes de pequeño tamaño.


4- Pelamos las patatas y las cortamos en cubitos de igual tamaño.
5- Ponemos todas las verduras en una cazuela y las cubrimos completamente con agua.
6- Agregamos el ramillete de tomillo y romero frescos, una pizca de pimienta negra molida y sal.
7- Añadimos la pechuga cortada en pequeños daditos.
8- Tapamos la cazuela y dejamos cocinar a fuego medio hasta que las verduras estén tiernas, sin sobrecocinar ( 25 minutos será suficiente).


9- Agregamos los fideos chinos y damos un último hervor, removiendo para que se mezclen bien con las verduras.
10- Retiramos del fuego y dejamos reposar 10 minutos antes de servir.

20 de enero de 2014

Pastel de cumpleaños de Julia.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 6:53 Enlaces a esta entrada
 Julia  nació un 20 de Enero de hace 9 años, llenando nuestra casa con su alegría, su imaginación desbordante, su chispa... Siempre ve el lado bonito de las cosas, no llora nunca, ni siquiera lo hizo en el momento que asomó su carita al mundo al nacer... Es una niña que se bebe la vida a grandes sorbos, divertida, original, dinámica, buena estudiante, buena amiga, fiel, detallista, lectora empedernida, escritora, pintora, chispeante... Quizás sea pasión de madre, lo sé, pero quizás no...
Hoy Julia cumple 9 años y lo celebramos por todo lo alto, en familia, con el pastel que ella ha elegido. Sólo ha puesto como condición que fuese de crema de mantequilla, su favorita, así que no ha sido muy difícil la decisión. Un buen bizcocho de base, que quede jugoso y aromatizado a la vainilla. Almíbar ligero de vainilla. Relleno y cobertura de crema de mantequilla con puré de fresas frescas. Este es el pastel de Julia, tan femenino y dulce como ella...


INGREDIENTES:

250 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 325 g. de azúcar, 5 huevos Xl, 490 g. de harina de repostería, 1 cucharadita de vainilla líquida, 2 cucharaditas de levadura en polvo, 1 cucharadita de bicarbonato, 150 ml. de leche y 200 ml. de nata líquida.
Almíbar: 1 vaso de agua, 150 g. de azúcar y 1 cucharada sopera de vainilla líquida. 
Crema de mantequilla de fresa: 375 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 500 g. de azúcar glas, 4 cucharadas soperas de puré de fresas frescas y pizca de colorante en gel fucsia.
Decoración: peladillas de fresa (Lidl)



ELABORACIÓN:

1- Batimos la mantequilla a temperatura ambiente hasta que se vea blanquecina, unos 6 minutos a velocidad media usando la pala mezcladora.
2- Agregamos poco a poco el azúcar y seguimos batiendo a velocidad baja un par de minutos.
3- Añadimos la vainilla líquida y los huevos ligeramente batidos, uno a uno. Continuamos batiendo.
4- Tamizamos la harina junto con la levadura y el bicarbonato y la añadimos poco a poco, alternándola con la leche y nata, previamente mezcladas.


5- Batimos a velocidad baja, hasta conseguir una masa homogénea.
6- Vertemos la masa en un molde redondo de paredes altas engrasado y forrado con papel vegetal. Dejamos caer el molde 3 ó 4 veces sobre la encimera, para que la masa se asiente.
7- Metemos al horno precalentado a 180 grados y dejamos hornear hasta que al pinchar el centro del pastel con un palito salga limpio de adherencias.
8- Retiramos del horno dejando templar 10 minutos en su molde y luego desmoldamos sobre una rejilla metálica hasta su completo enfriamiento.
9- Envolvemos en film una vez frío y dejamos en la nevera hasta el día siguiente.


10- Cortamos el bizcocho en tres partes iguales con una lira o cuchillo afilado.
11- Almíbar: Ponemos en un cacito el agua, la vainilla líquida y el azúcar, dejando cocinar 5 minutos aprox. a fuego medio, hasta que tome textura de almíbar. Con este almíbar pincelamos las 3 capas de bizcocho.
12- Crema de mantequilla de fresa:  Batimos la mantequilla a temperatura ambiente a velocidad media unos 8 minutos.
13- Añadimos poco a poco el azúcar glas sin dejar de batir.
14- Agregamos el puré de fresas frescas ( previamente colado ) y seguimos batiendo hasta que se vea integrado.
15- Por último, añadimos el colorante y batimos un minuto más.


16- Montamos el pastel: Sobre la capa inferior de bizcocho con almíbar ponemos una cantidad suficiente de relleno y lo extendemos con una espátula.
17- Encima colocamos la segunda capa de bizcocho alineándolo bien y repetimos la operación.
18- Colocamos la última capa de bizcocho y cubrimos con crema la superficie y los lados del pastel, dejando que repose en frío una media hora, para que se endurezca la cobertura.
19- Ponemos una capa algo más gruesa de crema cubriendo el pastel y alisando superficie y lados con una espátula.
10- Con una manga pastelera provista de boquilla rizada, decoramos la superficie y añadimos unas peladillas de fresa.

17 de enero de 2014

Galletas de queso cheddar.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 6:55 Enlaces a esta entrada
Hoy vamos a hornear unas galletas de queso cheddar que me gustaría que os animáseis a probar. Absolutamente irresistibles para los amantes del queso y fabulosas como picoteo salado.
Aromáticas y deliciosas, pienso que además quedan muy vistosas y originales en cualquier mesa. Difícil esperar siquiera a que se enfríen, estas galletas son tan sencillas que hasta un pequeño puede animarse a elaborarlas con algo de ayuda...
Si el brócoli no es de vuestro agrado, los chips de zanahoria o tomate deshidratado son una estupenda opción. Veréis qué buenas!!!


INGREDIENTES:

250 g. de harina de trigo, 170 g. de mantequilla a temperatura ambiente, media cucharadita de sal, pimienta negra molida al gusto y 175 g. de queso cheddar recién rallado. Chips de brócoli para decorar y pizca de sal gruesa y pimienta molida para espolvorear.


ELABORACIÓN:

1- Ponemos la mantequilla a temperatura ambiente en el bol de la amasadora ( o en un cuenco si vamos a elaborarlas a mano).
2- Mezclamos la harina con la sal y pimienta y las añadimos poco a poco al bol de la amasadora, batiendo a velocidad baja.
3- Añadimos el quedo cheddar recién rallado ( lo rallamos gruesecito ) y seguimos mezclando hasta que se vean los ingredientes bien integrados, una masa homogénea.


4- Tapamos la bola de masa con film y dejamos que repose en frío una media hora.
5- Recuperamos la masa y la extendemos con un rodillo entre dos pliegos de papel vegetal dejando un grosor de 4 milímetros aprox.
6- Cortamos las galletas usando un cortador redondo y las pasamos con una espátula a una bandeja de horno con papel vegetal o silpat.
7- Sobre cada galleta colocamos una fina laminilla de brócoli que habremos cortado con la mandolina o con un cuchillo afilado. Presionamos ligeramente para que se adhiera a la masa.


8- Espolvoreamos algo de sal gruesa y pimienta molida sobre las galletas.
9- Metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que se vean doraditas. 
10- Retiramos y colocamos sobre una rejilla metálica para su enfriamiento.
11- Conservamos en un recipiente hermético, aunque es difícil que sobren, incluso dejar que se enfríen... Qué buenas!!!

16 de enero de 2014

Pavlova de plátano y caramelo.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 6:59 Enlaces a esta entrada
Este delicioso pastel creado en homenaje a la bailarina rusa Ana Pavolva y que lleva su nombre, es una de las elaboraciones reposteras más aplaudidas y celebradas en casa. 
Os recomiendo que lo probéis si no habéis tenido ocasión. No reviste gran dificultad y el resultado vale la pena.
La base es un merengue firme horneado a baja temperatura durante un tiempo prolongado. Se deja enfriar lentamente y luego se rellena , en este caso de nata, plátano y caramelo.
Un placer para el paladar esta pavlova, difícil describirla con palabras. Probad, ya veréis...


INGREDIENTES:

4 claras de huevo, 2 cucharadas soperas de vinagre blanco, 40 g. de Maicena y 250 g. de azúcar glas.
Relleno: 200 ml. de nata montada, 3 cucharadas soperas de azúcar glas, un plátano grande cortado a rodajas y caramelo ( 150 g. de azúcar y medio vaso de agua ).


ELABORACIÓN:

1- Montamos las claras a temperatura ambiente con unas varillas eléctricas hasta que queden bien firmes.
2- Agregamos poco a poco el azúcar glas y seguimos montando.
3- Añadimos las dos cucharadas de vinagre blanco y, por último, la Maicena.


4- Ponemos este merengue sobre una placa de horno con papel vegetal o silpat y le damos forma circular, ayudándonos con una cuchara, procurando que la parte central quede más hundida, para luego colocar el relleno con facilidad.
5- Metemos al horno precalentado a 150 grados y horneamos a esta temperatura durante 1 hora y media aprox. El merengue estará listo cuándo presente tacto firme y se haya agrietado ligeramente por los lados.
6- Apagamos el horno y dejamos que se enfríe completamente dentro, con la puerta entreabierta.


7- Relleno: montamos la nata muy fría con unas varillas, cuidando que quede en su punto, o se nos convertirá en mantequilla. Cuándo esté casi montada, añadimos el azúcar glas y mezclamos.
8- Vertemos la nata montada sobre la Pavlova fría extendiéndola con cuidado.


9- Cortamos el plátano en rodajas finas y lo ponemos sobre la nata, rociándolo con zumo de limón previamente para evitar su oxidación.
10- Caramelo: ponemos en un cacito el azúcar con el agua y dejamos cocinar a fuego medio sin remover, hasta que se forme un caramelo doradito y suave.


11- Vertemos  inmediatamente con una cuchara el caramelo sobre la pavlova.
Lista para degustar. Está increible!!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Cuchillito y Tenedor Copyright © 2012 Design by Ana Sanchez Aubrey and Me