28 de julio de 2014

Albóndigas de merluza con salsa de tomate.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 7:28 Enlaces a esta entrada
Una deliciosa manera de comer pescado, apta para todos los públicos e irresistible.
Estas albóndigas de merluza quedan tiernas y de lo más apetecibles, así cocinadas en salsa de tomate casera. 
Elijamos el acompañamiento que elijamos , arroz, patatas, ensalada... Siempre será un acierto.


INGREDIENTES:

500 g. de merluza en filetes sin piel ni espinas, 2 rebanadas de pan de molde, leche, 1 diente de ajo, manojito de perejil fresco picado, sal, pimienta negra molida, harina para rebozar y aceite de oliva.
Salsa de tomate casera, medio vaso de vino blanco y pimiento verde y pimiento rojo.


ELABORACIÓN:

1- Picamos el diente de ajo y el perejil bien  menuditos en una picadora o robot de cocina.
2- Añadimos el pan de molde remojado en leche y mezclamos. 
3- Agregamos la merluza sin piel ni espinas salpimentada. Mezclamos.


4- Con la pasta obtenida damos forma redonda a las albóndigas y las pasamos por harina ligeramente.
5- Las freimos en abundante aceite caliente y escurrimos sobre papel absorbente una vez fritas, sin dorarlas mucho.


6- Ponemos una cucharada sopera de aceite de oliva en una cazuela y salteamos unos minutos los pimientos verde y rojo troceados.
7- Añadimos el vino blanco y dejamos evaporar unos minutos.
8- Agregamos la salsa de tomate y, a continuación, las albóndigas, dejando que se cocinen durante 10 minutos en esta salsa casera.

25 de julio de 2014

Brazo de crema de limón y frutas.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 8:16 Enlaces a esta entrada
Os presento hoy un postre delicioso y llamativo para todos los públicos. Este brazo elaborado con huevos caseros y relleno con deliciosa fruta fresca es éxito seguro como postre o merienda.
Os invito a probarlo utilizando como relleno vuestra fruta favorita, veréis que no os va a defraudar.
Se conserva en frío hasta el momento de su consumo, incluso si lo ponemos media hora antes en el congelador, su textura semihelada resulta muy agradable en esta época de intenso calor.


INGREDIENTES:

125 g. de harina para repostería, 2 cucharaditas de levadura en polvo, 50 g. de azúcar, 4 huevos, pizca de sal, 1 limón, 6 cucharadas soperas de azúcar glas, 150 g. de fresas, 1 melocotón, 250 ml. de nata para montar.


ELABORACIÓN:

1- Separamos las claras de huevo de las yemas y montamos las claras a punto de nieve firme con un pellizquito de sal.
2- Añadimos poco a poco el azúcar y terminamos de montarlas.
3- Agregamos las yemas de huevo, una a una, mezclando suavemente para que no pierdan volumen las claras.


4- Añadimos poco a poco la harina tamizada junto con la levadura, a cucharadas y seguimos mezclando hasta conseguir una masa con todos los ingredientes integrados.
5- Vertemos la masa obtenida sobre una placa de horno con papel vegetal y la extendemos con una espátula para dejarla de un grosor uniforme.
6- Metemos al horno precalentado a 200 grados durante 10 minutos.
7- Retiramos y desmoldamos en caliente sobre un paño húmedo.


8- Enrollamos la plancha de bizcocho ( en caliente) ayudándonos con el paño y dejamos que se enfríe por completo.
9- Mientras, elaboramos el relleno. Para ello, montamos la nata muy fría y le añadimos el azúcar glas.
10- A continuación, el zumo de un limón y su ralladura, mezclando suavemente hasta obtener una crema homogénea.
11- Agregamos las fresas troceadas y mezclamos.


12- Desenrollamos la plancha de bizcocho ya fría y rellenamos con la crema de limón y fresas, repartiéndola bien por toda la superficie.
13- Enrollamos de nuevo presionando bien para que el brazo quede bien compacto. Cortamos los extremos con un cuchillo de sierra para que quede más bonita la presentación y espolvoreamos con azúcar la superficie, decorando con gajos de melocotón.
14- Conservamos en frío hasta su consumo.

23 de julio de 2014

Coca de sardinas y pimientos.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 7:20 Enlaces a esta entrada
Entrante sano y puramente mediterráneo. Pescado azul, hortalizas y masa fina y crujiente se combinan para dar como resultado esta deliciosa coca. 
Las sardinas cocinadas al horno son una delicia sana que deberíamos incluir más a menudo en nuestra dieta, además ahora en verano están en su mejor momento. 
Aquí tenéis esta llamativa coca, que tanto éxito ha tenido entre mis comensales, por si os apetece probarla.


INGREDIENTES:

Masa: 320 g. de harina de trigo, 150 ml. de agua, 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen y 1 cucharadita de sal.
Relleno:  pimiento verde, pimiento rojo, alcaparras, olivas negras deshuesadas, sardinas en filetes sin espinas, sal gruesa y orégano.


ELABORACIÓN:

1- Ponemos en el bol de la amasadora la harina y la sal. Mezclamos a velocidad media.
2- Añadimos desde el borde del recipiente el aceite y mezclamos.
3- Agregamos poco a poco el agua y seguimos amasando hasta obtener una masa lisa y elástica.
4- Tapamos la bola de masa y dejamos que repose a temperatura ambiente durante media hora.


5- La estiramos con un rodillo dándole forma ovalada, sobre la encimera ligeramente enharinada.
6- La colocamos sobre una bandeja de horno con papel vegetal ayudándonos con el rodillo.
7- Sobre la masa ponemos los pimientos cortados a tiritas finas, las aceitunas negras fileteadas, las alcaparras y encima, los filetes de sardina sin espinas.


8- Ponemos sal gruesa a las sardinas, espolvoreamos con orégano y un hilito de aceite.
9- Metemos al horno precalentado a 200 grados hasta que se vea dorada y las sardinas y pimientos estén hechos, unos 20 minutos aprox.

21 de julio de 2014

Molletes de Antequera.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 7:09 Enlaces a esta entrada
Elaboraremos hoy los famosísimos "molletes de Antequera". Panecillos típicamente andaluces consumidos sobre todo a la hora del desayuno. Blancos, tiernos, de corteza suave y miga esponjosa. Se tuestan abiertos a la mitad y rellenan de tomate rallado, aceite y sal; a veces algo de jamón o mermelada y mantequilla, al gusto.
La única dificultad que entraña su elaboración es que la masa puede resultar algo pegajosa y no hay que caer en la tentación de añadir más harina, para que no pierdan ternura los molletes. Vale la pena probarlos, sin duda. Deliciosos!!!


INGREDIENTES:

Prefermento:  50 g. de leche, 10 g. de levadura fresca, 85 g. de harina de fuerza.
Masa:  Prefermento, 600 g. de harina de fuerza, 50 g. de aceite de oliva, 350 g. de agua, 2 cucharaditas de sal y 1 cucharadita de azúcar.


ELABORACIÓN:

1- Calentamos la leche en el microondas y le añadimos la levadura fresca, removiendo hasta su completa disolución.
2- Agregamos la harina y mezclamos hasta formar una bola de masa. La tapamos con film y dejamos levar durante 20 minutos.
3- Transcurrido este tiempo, ponemos la harina en el bol de la amasadora y le añadimos la sal, el azúcar y el aceite de oliva. Mezclamos a velocidad media.


4- Templamos el agua y la añadimos poco a poco al bol, desde el borde del recipiente.
5- Agregamos el prefermento y seguimos amasando, hasta lograr una masa lisa con todos los ingredientes bien integrados.
6- Tapamos el bol y dejamos levar por espacio de una hora, hasta que doble tamaño.
7- Ponemos la masa sobre la encimera abundantemente enharinada ( ya que resulta una masa algo pegajosa) y cortamos porciones de idéntico tañaño ( pesándolas).


8- Damos forma de bola a cada porción y las colocamos sobre una bandeja de horno con papel vegetal, aplastándolas con los dedos enharinados hasta dejarlas de un grosor aprox. de 1 cm.
9- Dejamos que leven de nuevo unos 20 minutos y precalentamos el horno a 180 grados.
10- Horneamos hasta que comiencen a tomar color. No debemos excedernos en el horneado, ya que son panes muy tiernos y blancos.
11- Retiramos y dejamos que se enfríen del todo sobre una rejilla metálica.

18 de julio de 2014

Tarta helada de chocolate.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 7:11 Enlaces a esta entrada
Una deliciosa tarta fresca y apetecible, ideal para los amantes del chocolate. Siempre es muy agradable terminar nuestras comidas con un postre fresco y helado. Pero en esta época veraniega, resulta todavia más apetecible.
Los niños adoran esta tarta helada y si os gusta el chocolate, dífícil dejarla pasar...
Sencilla, fácil de elaborar y muy adecuada como postre en comidas veraniegas, en las que queremos disfrutar del aire libre con recetas que permitan su elaboración anticipada.
Qué la disfrutéis!!!

                                                                                                       Fuente: "Lecturas Postres"

INGREDIENTES:

Base:  225 g. de galletas tipo Digestive y 50 g. de mantequilla a temperatura ambiente.
250 g. de chocolate especial postres, 250 g. de mantequilla, 60 g. de azúcar, 250 ml. de leche semidesnatada, 6 yemas de huevo. Bolitas de caramelo para decorar.


ELABORACIÓN:

1- Trituramos las galletas en una picadora y las mezclamos con la mantequilla a temperatura ambiente hasta obtener una pasta uniforme.
2- Colocamos esta pasta sobre el fondo de un molde redondo desmontable forrado con papel vegetal.
3- Lo metemos al congelador 20 minutos para que se endurezca.


4- Troceamos el chocolate y lo ponemos en un baño María junto con la mantequilla hasta que se fundan completamente.
5- Calentamos la leche y el azúcar en un cazo y dejamos que se templen.
6- Ponemos las yemas de huevo en un recipiente resistente al calor y batimos con unas varillas. Añadimos la leche templada en hilito, sin dejar de batir con las varillas y, a continuación ponemos al fuego suave y cocinamos hasta que espese.
7- Retiramos del fuego y añadimos la mezcla de chocolate y mantequilla, mezclando bien hasta que todos los ingredientes se vean incorporados.


8- Vertemos la crema obtenida sobre la base de galletas, alisamos la superficie con una espátula. Dejamos templar y metemos al congelador durante al menos 3 horas.
9- Retiramos del congelador diez minutos antes de servir, desmoldamos y decoramos con bolitas de caramelo.

17 de julio de 2014

Lubina en Papillote.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 7:10 Enlaces a esta entrada
La mayoría de vosotr@s conocéis los secretos y beneficios de esta manera de cocinar. Los alimentos quedan cocinados en su jugo, sin perder ni una sola vitamina y con un sabor mucho más intenso que cocinados al vapor, por ello son ideales para todo aquel que quiera alimentarse sano y esté buscando perder unos kilitos sin renunciar al sabor ni al color en su mesa.
A petición de una seguidora que no tiene muy claro como hacer un buen paquetito o papillote y qué cocinar en él, os muestro una lubina del Mediterráneo con verduritas, sana y deliciosa cocinada con esta técnica.



1- Tomamos una lámina de papel de hornear bien grande, la colocamos en una bandeja de horno y en la parte central ponemos la lubina salpimentada y con un poquito de orégano ( si es fresco mejor ).
2- A continuación cortamos unos bastoncitos de calabacín con piel , puerro en rodajas finitas y 1 tomate maduro en rodajas gruesas.
3- Un hilito de aceite de oliva virgen, sal y una ramita de romero que aromatice.


4- Doblamos el papel de cocina de modo que quede el contenido totalmente encerrado y con los bordes bien sellados. Podemos doblar las solapas hacia abajo o hacia arriba y sujetar el paquete con un hilo de bridar.
La forma de los paquetitos puede variar: cuadrada, rectangular, de saquito cerrado por la parte superior, etc... Lo importante es que quede perfectamente sellado.
Es adecuado también utilizar papel de aluminio para cocinar con esta técnica , aunque a mí no me gusta nada, prefiero papel de hornear.



5- Horneamos la lubina y las verduritas durante unos 15 minutos a 180 grados en la parte central del horno, calor arriba y abajo.
6- Abrimos los paquetitos en el momento de servir y quedan tan bonitos con papel de hornear que incluso es adecuado servir nuestro pescado dentro del papillote.
Vale la pena cocinar con esta técnica, engancha y es muy adecuada para todo tipo de pescados, carnes blandas y verduras. Buenísimas!!!

16 de julio de 2014

Helado de vainilla y M&M.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 6:59 Enlaces a esta entrada

Helado cremoso y casero elaborado añadiendo la aromática vainilla Bourbon y con la sorpresa de chocolate que le aportan los deliciosos M&M.
Un placer para las tardes tranquilas de verano. Silla cómoda en el jardín, un buen libro y este delicioso helado de vainilla...¿Qué más se puede pedir?


INGREDIENTES:

600 ml. de leche, 350 ml. de nata para montar, 4 yemas de huevo, 140 g. de azúcar glas, 1 vaina de vainilla bourbon y M&M al gusto.


ELABORACIÓN:

1- Ponemos en un cazo la leche. Abrimos y raspamos el contenido de la vaina de vainilla, añadiéndolo al cazo con la leche.
2- Llevamos a ebullición, retiramos tapamos el cazo y dejamos que se temple e infusionen leche y vainilla.


3- Batimos en un bol las yemas de huevo y el azúcar glas hasta que blanqueen.
4- Añadimos la leche infusionada con la vainilla y mezclamos muy bien.
5- Ponemos al fuego esta mezcla y cocinamos hasta que comience a espesar. Retiramos y dejamos enfriar por completo.
6- Montamos la nata y añadimos a la crema anterior con movimientos envolventes.
7- Vertemos la crema obtenida en un molde alargado y metemos al congelador, sacándolo cada media hora, unas 3 ó 4 veces, para mover con una cuchara.


8- En cuánto empiece a verse la mezcla congelada, añadimos los M&M y mezclamos para que se repartan por todo el helado.
9- Dejamos que se congele por completo y retiramos del congelador 15 minutos antes de ser consumido para formar bolas con facilidad. Añadimos más M&M.

15 de julio de 2014

Peras al vino con helado de canela.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 7:08 Enlaces a esta entrada

Postre que combina la fruta cocinada al vino a fuego lento con un cremoso helado casero de canela
Combinación que me encanta y resulta muy agradable, deliciosa!!!
Pequeñas peras muy dulces y el sabor a canela intenso del helado. Refrescante, veraniego y de lo más apetecible este postre. Esas recetas "de fondo de armario" que repetiremos una y otra vez sin demasiado esfuerzo y siempre nos harán quedar bien. Veréis.


INGREDIENTES:

4 peras, 150 g. de azúcar, 1 rama de canela, 200 ml. de vino blanco, 1 vaso de agua y 2 clavos de olor.
Helado de canela:  370 ml. de leche condensada, 1 brik pequeño de nata líquida, 3 claras de huevo y 2 palitos de canela. Canela en polvo para espolvorear.


ELABORACIÓN:

1- Ponemos la nata y la leche condensada en un cuenco metálico. Añadimos los palitos de canela y cocemos esta mezcla al baño María durante 20 minutos, removiendo de vez en cuándo.
2- Retiramos y dejamos que se enfríe a temepratura ambiente. Luego vertemos en un recipiente metálico y metemos al congelador.


3- Montamos las claras a punto de nieve firme con un pellizquito de sal y añadimos a la mezcla que tenemos en el congelador con movimientos envolventes, hasta obtener una crema con todos los ingredientes integrados.
4- Ponemos de nuevo en el congelador durante al menos 3 horas, retirando 3 ó 4 veces y batiendo con un tenedor el helado para romper los posibles cristales de hielo que se hayan podido formar.


5- Retiramos la piel a las peras y las ponemos en una cazuela con el vino, agua, canela y clavos de olor.
6- Cocemos tapadas a fuego medio durante aprox. 30 minutos hasta que estén blanditas.
7- Retiramos del fuego, dejando que se enfríen en su propio almíbar.


8- Para servir: Colocamos las peras cortadas en gajos o mitades y una bola de helado de canela. Espolvoreamos con algo de canela en polvo y servimos inmediatamente.

14 de julio de 2014

Pastel de queso y fresas frescas.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 7:04 Enlaces a esta entrada
Un sencillo e irresistible pastel de queso fresco, postre ideal para poner el broche de oro a las comidas veraniegas al aire libre que tanto disfrutamos todos en esta época. 
No lleva base de galleta, por lo que resulta bastante más ligero y su complemento ideal son las deliciosas fresas gallegas, que están ahora en plena temporada y gozan de un sabor tan único y especial.
Os lo recomiendo al máximo. Sé que no va a dejar indiferente a nadie, buenísimo, asequible y al alcance de todos.


INGREDIENTES:

250 g. de queso crema, 3 huevos camperos XL, 3 yogures naturales, 50 g. de harina, 150 g. de azúcar, fresas frescas.


ELABORACIÓN:

1- Ponemos los huevos camperos en un recipiente hondo y batimos a velocidad media.
2- Añadimos el azúcar y seguimos mezclando.
3- Agregamos los yogures naturales y el queso crema.


4- Tamizamos la harina y la añadimos al bol, mezclando a continuación hasta conseguir una crema uniforme con todos los ingredientes bien integrados.
5- Vertemos la crema obtenida en un molde redondo de aro desmontable forrado con papel vegetal y ligeramente engrasado con mantequilla.
6- Horneamos a 180 grados ( horno precalentado) hasta que al pinchar el centro con un palito veamos que sale limpio.


7- Retiramos del horno, dejamos templar dentro del molde y luego, desmoldamos retirando el aro.
8- Fileteamos las fresas frescas y las colocamos sobre la superficie del pastel.
Servimos bien frío.

12 de julio de 2014

Panecillos de orégano y albahaca.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 7:41 Enlaces a esta entrada
Vamos a hornear unos panecillos aromatizados con orégano y albahaca que acompañarán muy bien cualquier plato que pongamos sobre la mesa: quesos, patés, pescados o carnes...
Por sí solos son ya una auténtica delicia. Se elaboran de igual modo que los célebres bagels, dándoles un hervor antes del horneado, con lo que la corteza resulta muy crujiente y el interior blandito.
Os animo a que probéis y os metáis entre harinas. Elaborar pan casero... Engancha.


INGREDIENTES:

660 g. de harina de trigo, 1 sobre y medio de levadura seca de panadería, 2 cucharadas de aceite de oliva, 200 g. de agua, 400 g. de leche tibia, 1 cucharada sopera de sal, orégano y albahaca al gusto y sal gruesa para espolvorear.
1 cucharada de azúcar y 1 cucharada de bicarbonato sódico.


ELABORACIÓN:

1- Ponemos la harina en el bol de la amasadora junto con la sal, la levadura, una cucharadita de orégano y otra de albahaca.
2- Mezclamos a velocidad media.
3- Añadimos el aceite y el agua. Seguimos mezclando.


4- Templamos la leche en el microondas y la añadimos poco a poco hasta conseguir una textura de masa que se despegue de las paredes del recipiente con facilidad. Si es necesario y vemos que resulta pegajosa, añadimos algo más de harina.
5- Mezclamos hasta lograr una masa suave, unos 4 minutos.
6- Tapamos la bola de masa y dejamos levar durante una hora, hasta que doble tamaño.


7- Ponemos la masa sobre una superficie de trabajo y la dividimos en partes de 100 g. cada una.
8- Damos forma redondeada a los panecillos.
9- Ponemos agua a hervir en una cacerola mediana con una cucharada de azúcar y una cucharada de bicarbonato.
10- Metemos en el agua hirviendo los panecillos por tandas, de 3 en 3 y dejamos que hiervan 30 segundos.
11- Escurrimos bien y los colocamos sobre una placa de horno con papel vegetal.


12- Con un cuchillo afilado practicamos dos cortes en la superficie de cada panecillo.
13- Espolvoreamos con sal gruesa, orégano y albahaca.
14- Metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que se vean doraditos.
15- Enfriamos sobre una rejilla metálica.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Cuchillito y Tenedor Copyright © 2012 Design by Ana Sanchez Aubrey and Me