16 de septiembre de 2019

Tarta de peras con canela.

Elaborado por Mariluz Piñeiro en 14:14 Enlaces a esta entrada

Aquí tenéis la receta de mi "tarta de peras con canela". Tan rica y melosa que os va a enamorar desde el primer bocado. 
La jugosidad que le aporta la fruta fresca horneada con canela, a la que añadimos arándanos y piñones resulta irresistible. De los postres más sencillos y exitosos que podéis elaborar en casa, con ingredientes fáciles de conseguir y resultado diez. 
Os pedirán la receta tod@s l@s que la prueben, ya veréis!!!










INGREDIENTES:

115 g. de mantequilla reblandecida, 150 g. de azúcar, 3 huevos L, 1 cucharada de postre de vainilla líquida, 1 cucharada de postre de canela molida, pizca de jengibre molida, 125 g. de harina para repostería, 8 g. de levadura en polvo, 4 peras grandecitas, 30 g. de piñones, 30 g. de arándanos deshidratadas, 1 cucharadas sopera de azúcar moreno y un poquito más de canela molida para espolvorear las peras.















ELABORACIÓN:

1- Batimos la mantequilla reblandecida junto con el azúcar 3 ó 4 minutos con unas varillas eléctricas, hasta obtener una pasta blanquecina. 
2- Bajamos la velocidad de batido y añadimos los huevos, uno a uno, batiendo hasta que se integren.
3- Añadimos la vainilla líquida, el jengibre molido y la canela en polvo. Batimos hasta integrar.
















4- Tamizamos la harina junto con la levadura en polvo y los añadimos al bol, mezclando hasta obtener una masa con todos los ingredientes bien integrados.
5- Vertemos dicha masa en un molde redondo desmontable, engrasado y forrado con papel vegetal. Alisamos la superficie y encima ponemos las peras sin piel troceadas.
6- Repartimos los arándanos deshidratados y los piñones por toda la superficie.
7- Espolvoreamos con un poco de azúcar moreno y metemos al horno precalentado a 180 grados, horneando a esta temperatura hasta que se vea doradito el pastel, unos 40 minutos.










8- Retiramos del horno, dejamos que el pastel se temple dentro de su molde y luego, desmoldamos y servimos templado o frío.









4 de septiembre de 2019

Pastel frío de pavo, orejones y pistachos.

Elaborado por Mariluz Piñeiro en 19:02 Enlaces a esta entrada
Pastel frío de pavo, con pasas, orejones y pistachos, que disfrutamos con ensalada y un buen vaso de gazpacho.
Elaborado en casa, a nuestro gusto, con las hierbas y especias que más nos agradan, el punto perfecto de sal, sin elementos "extraños" añadidos. Todo sabor. Saludable y buenísimo!!! 
Podemos ponerle trufa rallada, nueces, piquillos troceados, huevo cocido.... Siempre sale bien y nos da mucho juego en las cenas y aperitivos.
La receta.









INGREDIENTES:

Medio kg. de pechuga de pavo picada, 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen, 1 cebolla dulce, 1 rama de romero fresco, 2 cucharadas soperas de hierbas provenzales, sal al gusto, pimienta negra molida al gusto, 50 g. de miga de pan de pueblo, media tacita de leche, 40 g. de uvas pasas sultanas, 8 orejones de albaricoque y 40 g. de pistachos.

















ELABORACIÓN:

1-  Ponemos en una sartén las 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen y la cebolla cortada en pequeños daditos.
2- Cocinamos a fuego medio, removiendo y añadiendo algo de agua si es necesario, hasta que la cebolla esté blandita.
3- Retiramos y reservamos hasta que enfríe.

















4- Salpimentamos la carne de pavo picada y le añadimos la cebolla cocinada que teníamos reservada, las hierbas provenzales, el romero fresco picado y la miga de pan remojada en leche. 
5- Mezclamos todos los ingredientes se repartan por toda la carne y luego añadimos los pistachos, las uvas pasas sultanas y los orejones de albaricoque cortados en pequeños daditos.
6- Mezclamos de nuevo hasta que los ingredientes se integren.












7- Ponemos sobre una mesa de trabajo una lámina de film y sobre ella la mezcla de carne.
8- Enrollamos la carne con film y hacemos un cilindro haciéndola rodar sobre la mesa. Luego ponemos otra lámina de film para asegurarnos de que está bien envuelta y sellamos bien ambos extremos.  Terminamos envolviendo el cilindro de carne en una lámina de papel de aluminio.
9- Metemos la carne en una olla amplia y la cubrimos con agua, cocinándola a fuego lento, tapada, durante 1 hora. ( A media cocción le daremos la vuelta ).

















10- Transcurrido este tiempo, la retiramos de la olla y dejamos que se temple. Luego retiramos el papel de aluminio y dejamos que se enfríe del todo antes de cortar el pastel.
11- Lo metemos en la nevera y consumimos frío, cortado en finas lonchas. Se conserva intacto durante varios días si lo cubrimos con film y lo guardamos en la nevera.

29 de agosto de 2019

Garbanzos con setas y langostinos.

Elaborado por Mariluz Piñeiro en 10:33 Enlaces a esta entrada

Aquí tenéis la receta de un delicioso plato de garbanzos con setas y langostinos que se elabora en menos de 20 minutos, es muy fácil de hacer y os aseguro que repetiréis una y otra vez, porque el resultado es magnífico, está buenísimo.
Utilizamos legumbres en nuestra cocina durante todas las estaciones del año, por ser uno de los ingredientes que más ventajas aportan a nuestra salud. Super saludables, fáciles de conseguir y... Buenísimas!!!
La receta.








INGREDIENTES:


2 botes grandes de garbanzos cocidos ( de buena calidad), 1 cebolla dulce, 2 dientes de ajo, 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen, medio pimiento rojo, 250 g. de langostinos cocidos, 2 zanahorias grandes, 150 g. de setas variadas ( frescas o congeladas ), 1 litro y medio de agua o caldo de verduras, sal y 4 cucharadas soperas de salsa de tomate.













ELABORACIÓN:


1- Ponemos en una cazuela el aceite de oliva, la cebolla picada en pequeños daditos, los dientes de ajo picados, la zanahoria sin piel cortada a rodajas y el pimiento rojo cortado en dados.
2-  Añadimos sal al gusto y salteamos a fuego medio hasta que la cebolla dore. Añadimos un poco de agua o caldo de verduras, bajamos el fuego y dejamos que se cocinen las hortalizas hasta que la zanahoria esté en su punto.














3- Añadimos las setas, mezclamos bien y dejamos cocinar un par de minutos más.
4- En una sartén aparte, ponemos las cabezas y pieles de los langostinos cocidos y los salteamos durante 1 minuto con un chorrito de aceite de oliva. Añadimos 40 ml. de agua y presionamos bien las cabezas con una cuchara de palo para que suelten su jugo. Retiramos y colamos, añadiendo luego el líquido que obtengamos a la cazuela.












5- Cuándo veamos que la zanahoria está blandita, añadimos los garbanzos escurridos y los langostinos sin piel. 
6- Damos un hervor y retiramos del fuego, rectificamos la sal si fuese necesario. Dejamos que repose nuestro potaje durante 10 minutos. Servimos en platos soperos o cuencos.

27 de agosto de 2019

Bollitos rellenos de plátano.

Elaborado por Mariluz Piñeiro en 19:22 Enlaces a esta entrada
"Bollitos rellenos de plátano". El nombre lo dice todo. Super tiernos y esponjosos, con sabor a merienda de toda la vida. Pan y plátano, fundidos en pequeños bollitos aromáticos e irresistibles. Podemos congelarlos y merendaremos cada vez que nos apetezca, un delicioso bollito tan tierno como recién horneado.
¿Cómo se hacen?









INGREDIENTES:

500 g. de harina de trigo, 25 g. de levadura prensada, 75 g. de  azúcar, 1 yogur natural, 250 g. de leche semidesnatada, 65 g. de mantequilla reblandecida y 2 plátanos maduros. Un poquito de leche para pincelar los bollos.












ELABORACIÓN:

1- Ponemos la harina en el bol de la amasadora ( o cuenco grande si preferimos amasar a mano ) y en el centro añadimos el azúcar, el yogur natural y la mantequilla reblandecida.
2- Mezclamos suavemente hasta obtener una mezcla arenosa.
3- Templamos la leche en el microondas y disolvemos en ella la levadura, removiendo hasta su completa disolución.


















4- Vertemos la mezcla de levadura sobre la mezcla de harina y amasamos durante 10 minutos, hasta obtener una masa lisa con todos los ingredientes bien integrados.
5- Tapamos la bola de masa con film y dejamos que repose a temperatura ambiente durante 1 hora. Doblará su tamaño.
6- Cortamos la masa en porciones de 65 gramos. En una superficie de trabajo ligeramente enharinada estiramos cada bolita de masa con un rodillo dándole forma de óvalo.
7- En uno de los extremos del óvalo de masa colocamos una rodaja gordita de plátano. En el otro extremo de masa, hacemos dos cortes con un cuchillo afilado.












8- Enrollamos la masa sobre sí misma encerrando el plátano y sellamos bien los bordes de cada bollito.
9- Los colocamos sobre 2 bandejas de horno con papel vegetal separados entre sí, para que no se nos peguen durante el horneado.
10- Pincelamos los bollitos con un poquito de leche y dejamos que reposen a temperatura ambiente, de nuevo, durante 20 minutos.
11- Metemos al horno precalentado a 180 grados y horneamos hasta que se vean doraditos, unos 15 - 17 minutos.















12- Retiramos del horno y dejamos que se enfríen sobre una rejilla metálica. Podemos congelarlos envolviéndolos en papel de aluminio o film y luego descongelarlos a temperatura ambiente a medida que nos apetezca consumirlos.


















31 de julio de 2019

Pastel de albaricoques y yogur griego.

Elaborado por Mariluz Piñeiro en 9:02 Enlaces a esta entrada

Delicioso "Pastel de albaricoques y yogur griego", con textura suave y esa deliciosa jugosidad que le aporta la fruta fresca a los pasteles y bizcochos caseros.
Ideal para presentar en cuadraditos y disfrutar en las tardes y noches de verano, en las que nos apetece disfrutar de un momento dulce o poner el broche de oro a nuestras cenas estivales con familia y amigos.
¿Cómo se hace?











INGREDIENTES:

180 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 185 g. de azúcar común, zumo de 1 limón, 4 huevos grandes, 280 g. de harina para repostería, 15 g. de levadura en polvo, 5 - 6 albaricoques maduros, 200 g. de yogur griego, mermelada de albaricoques ( al gusto ) y 25 g. de almendras laminadas.













ELABORACIÓN:

1- Batimos con unas varillas eléctricas a velocidad máxima, la mantequilla junto con el azúcar hasta obtener una mezcla blanquecina y esponjosa, unos 5 minutos aproximadamente.
2- Bajamos la velocidad y añadimos los huevos, uno a uno, sin añadir el siguiente hasta que el anterior se integre.



















3- Agregamos el zumo de limón, mezclando hasta que se integre.
4- Agregamos el yogur griego. Mezclamos hasta integrar.
5- Tamizamos la harina junto con la levadura y batimos hasta obtener una masa lisa y homogénea.
6- Vertemos la masa obtenida en un molde rectangular engrasado y con papel vegetal.
7- Sobre la masa ponemos los albaricoques sin piel ni semillas cortados en láminas o trocitos y unas cucharaditas de mermelada de albaricoque repartidas por toda la superficie.











8- Mezclamos suavemente con una cuchara y luego ponemos sobre la superficie las almendras laminadas.
9- Metemos al horno precalentado a 180 grados y horneamos durante 40 - 45 minutos, hasta que al pinchar el pastel con un palillo veamos que sale limpio.
10- Retiramos del horno, dejamos que se enfríe y cortamos en cuadraditos. Conservamos en frío.







23 de julio de 2019

Magdalenas caseras con galletas Oreo.

Elaborado por Mariluz Piñeiro en 22:59 Enlaces a esta entrada
"Magdalenas caseras con galletas Oreo". Bizcochitos ideales para tomar a cualquier hora que podamos permitirnos nuestro dulce capricho. Tamaño perfecto para no "pecar" más de lo debido eligiendo siempre repostería casera, sin conservantes ni aditivos.
Fáciles de hacer, con un copete adorable que pide ser mordido, devorado, diría yo.
Se conservan perfectas en un recipiente hermético o de lata durante varios días. Recomiendo compartirlas con los que más queréis. Regalar dulces caseros es regalar vuestro tiempo, dedicación y amor y eso se traduce siempre en satisfacción personal y pura felicidad.
¿Cómo se hacen? 









INGREDIENTES:

4 huevos grandes, 250 g. de azúcar común, 2 cucharadas soperas de vainilla líquida, 225 ml. de aceite de oliva, 250 ml. de leche semidesnatada, 375 g. de harina de trigo para repostería, 14 g. de levadura en polvo y 5 galletas Oreo.













ELABORACIÓN:

1- Con unas varillas eléctricas batimos los huevos a velocidad máxima durante 6 - 7 minutos.
2- Añadimos el azúcar poco a poco y batimos durante un minuto más.
3- Bajamos la velocidad de batido y añadimos la vainilla líquida, batiendo hasta que se integre.


















4- Agregamos el aceite desde el borde del recipiente y batimos hasta que se integre.
5- Tamizamos la harina junto a la levadura y las agregamos poco a poco, batiendo suavemente hasta conseguir una masa uniforme.










6- Añadimos las galletas Oreo troceadas y mezclamos suavemente con una lengua pastelera para que se repartan por toda la masa.
7- Vertemos la masa en un recipiente con tapa y la metemos al congelador durante 1 hora o al frigorífico durante 3 horas.
8- Precalentamos el horno a 200 grados.















9- Transcurrido el tiempo de reposo de la masa, la vertemos en papelitos para magdalenas metidos dentro de moldes metálicos, procurando llenar las tres cuartas partes de los papelitos.
10- Metemos al horno precalentado a 200 grados y horneamos a esta temperatura durante 10 minutos. Luego bajamos la temperatura a 180 grados y completamos el horneado ( unos 5 - 6 minutos más ).














11- Retiramos del horno y desmoldamos sobre una rejilla metálica. Dejamos que se enfríen del todo y luego guardamos en recipiente hermético.

16 de julio de 2019

Brazo de chocolate y fresas.

Elaborado por Mariluz Piñeiro en 9:07 Enlaces a esta entrada
"Brazo de chocolate y fresas". Elaborado con un suave y esponjoso bizcocho de chocolate. Relleno con una mezcla de queso cremoso, requesón, fresas frescas y bañado en chocolate fundido y más fruta fresca. Adictivo, cremoso, irresistible y absolutamente delicioso. Postre ideal en infinidad de ocasiones, al que nadie se resiste.
¿Cómo se hace?









INGREDIENTES:

Bizcocho:  4 huevos L, 125 g. de azúcar común, 100 g. de harina para repostería, 1 cucharada de postre de levadura en polvo y 30 g. de cacao en polvo sin azúcar.
Relleno: Fresas frescas ( al gusto la cantidad ), 200 g. de requesón, 65 g. de azúcar común, 200 g. de queso cremoso y 2 hojas y media de gelatina.
Cobertura: 100 g. de chocolate negro especial repostería , 25 g. de mantequilla y fresas frescas.













ELABORACIÓN:

1- Batimos los huevos con unas varillas eléctricas a velocidad máxima durante 5 - 6 minutos.
2- Añadimos poco a poco el azúcar y batimos a velocidad máxima un minuto más.
3- Tamizamos la harina junto con la levadura y el cacao en polvo sin azúcar y añadimos esta mezcla poco a poco, a cucharadas, mezclando suavemente con una lengua pastelera mediante movimientos envolventes, para que la mezcla no pierda aire y quede esponjosa.














4- Vertemos la masa en una bandeja de horno con papel vegetal y la extendemos con una lengua, espátula o con el dorso de una cuchara para que quede del mismo grosor por toda la superficie.
5- Metemos al horno precalentado a 180 grados ( calor arriba y abajo sin ventilador ) y horneamos a esta temperatura durante 12 minutos.
6- Retiramos del horno e inmediatamente ( sin dejar que se enfríe ), desmoldamos la plancha de bizcocho sobre un paño de algodón espolvoreado con azúcar.
7- Enrollamos el bizcocho sobre sí mismo ayudándonos con el paño de algodón y lo dejamos así enrollado hasta que se enfríe del todo.












8- Ponemos las hojas de gelatina sumergidas en un cuenco con agua fría y dejamos que se hidraten durante 10 minutos.
9- Mezclamos en un cuenco amplio el requesón, el azúcar y el queso cremoso. Retiramos 4 - 5 cucharadas soperas de esta mezcla a una taza y la calentamos en el microondas.
10- Añadimos la gelatina bien escurrida de agua a esta mezcla caliente y removemos enérgicamente hasta que se mezcle bien.
11- Luego añadimos a la mezcla de queso fría y removemos con unas varillas para mezclar todos los ingredientes.


















12- Vertemos en un plato hondo y dejamos en la nevera durante 1 hora para que la mezcla de queso tome cuerpo y se endurezca.
13- Transcurrido este tiempo, retomamos en bizcocho ya frío, lo desenrollamos con cuidado y rellenamos con la mezcla de queso que teníamos en la nevera reservada, extendiéndola bien por toda la superficie del bizcocho.















14- Encima ponemos fresas frescas limpias, bien secas y cortadas en pequeños trocitos.
15- Enrollamos el bizcocho de nuevo sobre sí mismo presionando para que quede bien compacto y lo colocamos en una bandeja o plato alargado procurando dejar en la parte de abajo el corte.
16- Con un cuchillo de sierra cortamos los extremos del bizcocho para que nos quede más igualado y bonito.
17- Fundimos a baño María el chocolate negro y la mantequilla y vertemos inmediatamente sobre el bizcocho enrollado y relleno. 









18- Extendemos el chocolate fundido con el dorso de una cuchara procurando cubrir la superficie del pastel. Encima ponemos fresas frescas troceadas, frambuesas, arándanos o lo que más nos guste.
19- Reservamos en frío hasta el momento de su consumo.

13 de julio de 2019

Los mejores churros.

Elaborado por Mariluz Piñeiro en 7:25 Enlaces a esta entrada
Quién se apunta a un desayuno con churritos caseros recién hechos???
Pocos son los que se resisten a esta delicia de la gastronomía española y, podríamos decir que internacional.
Los churros no sólo se consumen en España, sino también en Portugal, Francia, Bélgica, América Latina y algunas zonas de los Estados Unidos y sobre su origen hay muchas teorías.
No es de extrañar que muchos países quieran atribuirse la paternidad de tales delicias.
De cualquier modo, sean de origen Portugués o Chino, en España no hay una buena fiesta sin churros, o un desayuno de domingo "post trasnoche" sin una docena de churros acompañados de chocolate o café. 
¿Y cómo  se elaboran los churros? Pues cada maestrillo tiene su librillo y sus truquitos para conseguir los churros perfectos, claro está. Los hay más finos, más gruesos, menos esponjosos o más, menos doraditos o más, crujientes, blanditos, con forma de lazo, alargados, rellenos de diversas cremas o chocolate.... Para gustos, colores.










Partiendo de ingredientes sencillos, pocos y asequibles y poniendo un poquito de cariño, tendremos sobre nuestra mesa este delicioso desayuno o merienda al que nadie se resiste.
Masa sencilla de elaborar, que podemos amasar a mano o con una amasadora profesional, como las que tienen las mejores churrerías  para conseguir los mejores churros.
La masa se mete en una churrera , lo que resulta comodísimo, porque elimina todo el aire y la comprime adecuadamente la masa para que se deslice suavemente a través de la boquilla estriada que le da la forma tan característica al churro, o bien con una manga pastelera sino disponemos del aparato.
Os recomiendo con insistencia que probéis esta receta, para mí, la mejor y la que consigue "los churros perfectos".












INGREDIENTES:

325 g. de harina de trigo, 2 cucharaditas de postre de levadura en polvo, media cucharadita de postre de sal, 300 g. de agua, 20 g. de mantequilla, aceite de oliva suave para freír y abundante azúcar para espolvorear los churros.




















ELABORACIÓN:

1- Ponemos en un cazo el agua, la sal y la mantequilla. Calentamos y movemos con unas varillas hasta que la mantequilla se funda. Llevamos a ebullición.
2- Retiramos del fuego y añadimos la mitad de la harina ( previamente tamizada ). Mezclamos con las varillas hasta que se integre.
3- Luego añadimos la harina restante ( previamente tamizada con la levadura en polvo ) y mezclamos con una cuchara hasta que la masa presente un aspecto uniforme, sin grumos y homogénea ).
4- Tapamos la masa con film y dejamos que repose durante 10 minutos.










5- Luego la metemos en una churrera o en una manga pastelera con boquilla gruesa con forma de estrella y cerramos bien la manga pastelera ( con una pinza o goma elástica ).
6- Calentamos una buena cantidad de aceite en una sartén o cazo. Los churros deben quedar cubiertos por el aceite. Controlaremos durante toda la cocción la temperatura, subiéndola o bajándola si es necesario, para que los churros se doren, no se nos quemen y tampoco queden aceitosos por tener demasiado baja la temperatura.
7- Dejaremos caer tiras de masa a la sartén sujetando la manga pastelera con una mano y una tijera de cocina con la otra mano, a fin de cortar las tiras de masa y dar forma a los churros. 









8- Una vez fritos, los pasaremos a un plato con papel absorbente para retirar el aceite sobrante y espolvorearemos generosamente con azúcar.
Recién hechos y acompañados de chocolate, café u horchata... Escandalosamente buenos!!!

12 de julio de 2019

Receta de masa fina para empanadas.

Elaborado por Mariluz Piñeiro en 8:11 Enlaces a esta entrada
Si eres de l@s que te gusta la empanada de masa fina y crujiente y todavía no has encontrado la receta perfecta... Ésta es tu masa. Elige tu relleno favorito y nunca abandonarás esta masa que siempre sale bien y no reviste mayor dificultad que mezclar los ingredientes, amasarlos durante 10 minutos y dejar que la masa repose poco más de media hora.
El resultado es perfecto, siempre sale bien. Una empanada morenita, de masa fina y crujiente que enamora al que la prueba. 
La receta.









INGREDIENTES:

Masa:  Medio kg. de harina de trigo, 10 g. de sal, 1 cuharada de postre de pimentón dulce, 1 huevo, 150 ml. de leche, 100 ml. de aceite y 50 ml. de vino blanco ( o cerveza ). 1 Huevo para pincelar la masa.

Relleno:  2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen, 1 cebolla roja, 2 zanahorias, 1 calabacín, salsa de tomate de buena calidad, 1 cucharada de postre de hierbas provenzales, sal, pimienta negra molida y 250 g. de carne de pavo picada.














ELABORACIÓN:

1- Relleno:  Ponemos en una cazuela o sartén el aceite de oliva, la cebolla picada en daditos y las zanahorias en tiritas finas. Añadimos sal y pimienta negra molida, al gusto, y salteamos a fuego medio hasta que la cebolla comience a dorar.
3- Una vez dorada, agregamos el calabacín cortado en tiras finas y cocinamos hasta que las hortalizas estén en su punto.


















4- Luego añadimos la carne picada y espolvoreamos las hierbas provenzales. Cocinamos 6 - 7 minutos removiendo para que la carne se haga uniformemente.
5- Agregamos la salsa de tomate, mezclamos y damos un nuevo hervor. Retiramos del fuego y dejamos que el relleno se temple. Reservamos.
6- Masa:  Ponemos la harina en un cuenco grande ( o en el bol de la amasadora si preferimos ) y en el centro añadimos la sal, el huevo y el pimentón dulce. Mezclamos.











7- Añadimos el vino blanco, la leche y, por último, el aceite en hilito. Amasamos constantemente hasta obtener una masa lisa, con todos los ingredientes bien integrados.
8- Ponemos la masa sobre una superficie de trabajo ( no es necesario enharinarla ) y la trabajamos ( amasamos ) durante 10 minutos aproximadamente.
9- Tapamos la bola de masa con film y dejamos que repose a temperatura ambiente durante 1 hora. 















10- Retomamos la masa y la cortamos en 2 partes. Estiramos con un rodillo una de las partes dejándola de un grosor aproximado a 2 - 3 milímetros.
11-  La enrollamos sobre el rodillo y colocamos sobre un molde para empanadas, procurando que cubra fondo y lados del molde.
12- Sobre la masa ponemos el relleno que teníamos reservado repartiéndolo bien con una cuchara.
















13- Estiramos la otra porción de masa y la colocamos con el rodillo sobre el relleno. Recortamos la masa sobrante y presionamos los extremos de masa superior e inferior para que la empanada quede bien sellada.
14- Pellizcamos los bordes de la empanada o los sellamos bien con un tenedor ( si preferimos ). Practicamos una incisión en el centro de la empanada con una tijera de cocina para dejar salir el vapor que se genere en el interior al hornearla. Con los recortes de masa hacemos "churritos" o tiritas con las que decoraremos nuestra empanada.









15- Pincelamos la empanada con huevo batido y metemos al horno precalentado a 180 grados, horneando a esta temperatura hasta que esté bien doradita ( unos 25 minutos ).  Retiramos del horno y servimos templada o fría.

10 de julio de 2019

Torta Galesa. Receta.

Elaborado por Mariluz Piñeiro en 11:10 Enlaces a esta entrada
"Torta Galesa". Creada a mediados del s. XIX  por los inmigrantes galeses llegados a la Patagonia Argentina. Con el fin de preservar sus costumbres, elaboraron esta deliciosa y nutritiva torta de larga durabilidad en el tiempo.
La tradición dice que su duración es de un año, bien envuelta y guardada en una lata. El recién estrenado matrimonio, debe comerse una pequeña porción cada mes, como símbolo de la superación de las dificultades que vayan surgiendo, por ello esta deliciosa "Torta Galesa" se denomina también "Torta de Novios".
La receta.









INGREDIENTES:

200 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 200 g. de azúcar moreno, 3 huevos grandes, 2 cucharadas soperas de vainilla líquida, ralladura de 1 naranja grande, 1 cucharada de postre de jengibre rallado, 1 cucharada sopera de canela molida, 1 cucharada de postre de nuez moscada, 100 g. de pasas sultanas, 100 g. de ciruelas pasas ( sin hueso ), 30 g. de higos pasos, 60 ml. de coñac, 400 g. de harina de trigo, 1 cucharada sopera de bicarbonato sódico, 1 cucharada sopera de levadura en polvo, 100 g. de nueces troceadas, 40 g. de avellanas troceadas.
Glaseado : 200 g. de azúcar glas y zumo de 1 limón.













ELABORACIÓN:

1- Batimos con unas varillas eléctricas la mantequilla reblandecida hasta que blanquee.
2- Añadimos el azúcar moreno y batimos un par de minutos más.
3- Añadimos los huevos, uno a uno, batiendo hasta que se integren.



















4- Agregamos la vainilla líquida y la ralladura de naranja. Mezclamos.
5- Tamizamos la harina junto con la levadura en polvo, el bicarbonato sódico, la canela, el jengibre y la nuez moscada y los añadimos poco a poco, mezclando hasta obtener una masa con todos los ingredientes bien integrados.
6- Agregamos al bol, las pasas ( previamente remojadas en coñac templado durante 3 - 4 horas ) y también el coñac.
7- Añadimos las ciruelas pasas troceadas, los dátiles cortados en trocitos pequeños, las nueces y avellanas picadas. Mezclamos con una espátula o lengua para que se repartan por toda la masa.












8- Vertemos la masa obtenida en un molde redondo engrasado y forrado con papel vegetal. Alisamos la superficie con una espátula y metemos al horno precalentado a 160 grados horneando a esta temperatura durante 50 - 60 minutos. Comprobamos la cocción de la torta pinchándola con un palillo ( si sale limpio está en su punto ).
9- Retiramos del horno y dejamos que se temple dentro del molde. Luego desmoldamos sobe un plato o bandeja y dejamos que se enfríe del todo antes de ponerle el glaseado.











10- Glaseado:  Mezclamos en un cuenco el azúcar glas y el zumo de limón hasta obtener una glaseado de la consistencia que más nos guste. Si nos gusta más líquido, añadimos un poquito más de zumo de limón o agua. Vertemos el glaseado sobre la torta y la extendemos rápidamente con ua espátula sobre la superficie. Dejamos que se seque y servimos el pastel.

8 de julio de 2019

Pasta de remolacha con hortalizas picantes.

Elaborado por Mariluz Piñeiro en 8:38 Enlaces a esta entrada
"Tagliatelle de remolacha con hortalizas picantes". La pasta fresca más suave y atractiva, aderezada con hortalizas frescas recién recolectadas, que salteamos con una pequeña cantidad de aceite de oliva virgen, hierbas aromáticas y ese pequeño toque picante que me encanta y hace de este plato de pasta fresca elaborada con puré de remolacha un auténtico manjar.
¿Cómo se hace?









INGREDIENTES:

Pasta: 200 g. de harina de trigo, 1 huevo L y 100 g. de puré de remolacha.
Salsa:  1 berenjena, 1 calabacín grande, 1 cebolla tierna grande, 2 zanahorias, 6 - 7 pimientos picantes o chilis, aceitunas verdes ( al gusto ), 1 diente de ajo, 1 cucharadas sopera de hierbas provenzales, 1 rama de romero fresco, 2 tomates grandes maduros, 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen, sal y pimienta negra molida.


  












ELABORACIÓN:

1- Para elaborar la pasta fresca, ponemos en un cuenco grande la harina y en el centro añadimos el huevo y el puré de remolacha.
2- Mezclamos con un tenedor hasta que la masa sea tan densa que no podamos seguir mezclando. Entonces la ponemos sobre una superficie de trabajo enharinada y amasamos hasta lograr una masa uniforme con todos los ingredientes bien integrados.













3- Seguimos trabajando la masa sobre la superficie de trabajo durante 10 minutos aproximadamente.
4- Tapamos la bola de masa con film y dejamos que repose 10 minutos a temperatura ambiente.
5- Mientras, lavamos bien y secamos las hortalizas que vamos a cocinar.










6- Cortamos la cebolla en daditos grandes, el diente de ajo fileteado, las zanahorias sin piel en tiras gruesas, la berenjena en daditos ( con su piel ), el calabacín en trozos, (con su piel ) y los pimientos sin tallo ni semillas ( enteros si son pequeños, o troceados si preferimos  o son más grandes ).
7- Ponemos las hortalizas en una sartén grande con 2 cucharadas soperas de aceite de oliva y las cocinamos a fuego medio removiendo con la cuchara de palo.
8- Agregamos sal, pimienta negra, las hierbas provenzales y el romero fresco. Mezclamos y cocinamos hasta que las hortalizas estén en su punto. Luego añadimos los tomates maduros troceados, mezclamos y retiramos del fuego. Reservamos tapado.













9- Retomamos la bola de masa y la cortamos en 3 partes, reservando cubierta con film la masa con que no estemos trabajando.
10- Estiramos con un rodillo cada parte de masa dándole forma de rectángulo y luego las pasamos por la máquina de pasta del mayor grosor al menor, dejándola de un grosor aproximado a 2 milímetros.
11- Enharinamos bien la encimera y vamos colocando las placas de pasta ya estirada ( si no disponemos de máquina, estiramos con con rodillo hasta dejarla del grosor que nos guste ).












12- Con un cuchillo afilado ( o cuchillo para pizzas ) cortamos las placas de pasta para dar forma a los tagliatelle y los vamos colocando sobre una superficie enharinada o colgados en un secapasta ( o en cucharas de palo, perchas de madera, respaldos de sillas, todo esto nos servirá... ) y dejamos que se seque en contacto con el aire, unos 10- 15 minutos .
13- En una olla grande ponemos una buena cantidad de agua ( la pasta debe cocinarse con abundante agua para que se mueva libremente , aproximadamente 1 litro de agua por cada 100 g. de pasta y sal al gusto ( no debemos añadir aceite ).











14- Una vez hierva el agua, añadimos la sal ( al gusto . Aproximadamente 10 g. por litro de agua sería lo correcto ) y luego la pasta, que estaría lista en 3 minutos contando desde que agua vuelva a hervir.
15- Escurrimos y condimentamos con las hortalizas que teníamos reservadas.
16- Ponemos las aceitunas, un poco de orégano o hierbas provenzales, mezclamos y servimos inmediatamente.



















5 de julio de 2019

Pastel de naranja, sémola y almendras.

Elaborado por Mariluz Piñeiro en 9:07 Enlaces a esta entrada
"Pastel de naranja, sémola y almendras". Un bocado exquisito de potente sabor cítrico. Elaborado con almendra molida y sémola de trigo, que tras hornear, bañamos en una buena cantidad de zumo de naranja.
Huevos camperos, mucha ralladura de naranja y limón, zumo.... Imagináos el delicioso aroma que se desprende al cortar una porción de este maravilloso pastel que hoy os recomiendo.
La receta.











INGREDIENTES:


 4 huevos camperos, 250 g. de azúcar común, 125 g. de almendras molidas, 2 cucharadas soperas de agua de azahar, ralladura de 2 naranjas grandes, ralladura de 2 limones, 125 g. de sémola de trigo fina, 100 g. de yogur griego, 12 g. de levadura en polvo y 100 ml. de zumo de naranja.
Zumo de naranja para bañar el pastel una vez horneado ( 200 ml. aprox. )














ELABORACIÓN:

1- Batimos los huevos con una batidora de varillas eléctrica a velocidad máxima durante 4 minutos.
2- Añadimos el azúcar poco a poco y batimos a velocidad máxima 1 minuto más.
3- Bajamos la velocidad y añadimos el agua de azahar y las ralladuras de naranja y limón. Batimos hasta que se integren.

















4- Agregamos el zumo de naranja y el yogur griego. Mezclamos.
5- En un cuenco aparte mezclamos las almendras molidas, la sémola y la levadura en polvo y luego las añadimos al bol poco a poco, a cucharadas, batiendo suavemente hasta obtener una masa uniforme, con todos los ingredientes integrados.
6- Vertemos la masa en un molde redondo con forma de corona ( agujero central ) engrasado y forrado con papel vegetal.










7- Metemos al horno precalentado a 180 grados y horneamos durante 40 minutos a esa temperatura, hasta que al pinchar el pastel con un palillo veamos que sale limpio.
8- Retiramos del horno y dejamos que el pastel se temple dentro de su molde.
9- Pinchamos la superficie del pastel con un palillo y bañamos con zumo de naranja. Cortamos en porciones y servimos.








































Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Cuchillito y Tenedor Copyright © 2012 Design by Ana Sanchez Aubrey and Me