16 de enero de 2018

Espárragos trigueros gratinados con parmesano.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 17:29

Aquí os dejo la receta de mis "espárragos trigueros gratinados con queso parmesano". Espero que os haga disfrutar tanto como a mí. Le ponemos gambas, jamoncito, zanahoria y cebolla dulce, con el delicioso queso parmesano que se gratina con una bechamel en su punto, nada pesada ni demasiado líquida. La receta perfecta para que siempre que necesitéis bechamel os salga de cine y triunféis!!!
La receta.






INGREDIENTES:

2 manojos de espárragos trigueros, 100 g. de jamón serrano en daditos pequeños, 1 cebolla dulce, 1 zanahoria grandecita, 100 g. de gambas o langostinos cocidos, sal, pimienta negra molida, nuez moscada, 2 cucharadas soperas de harina de trigo, 50 g, de mantequilla, medio litro de leche semidesnatada, una cucharadita de postre de orégano y queso parmesano recién rallado.






ELABORACIÓN:

1- En una cazuela pequeña ponemos agua, 1 cucharadita de postre de sal y llevamos a ebullición. Una vez hierva, añadimos la cebolla dulce cortada en aritos del mismo tamaño y la zanahoria sin piel cortada en rodajitas finas.
2- Cocinamos hasta que se vean hechas pero no demasiado blandas ( al dente ). Retiramos y reservamos.
3- En la misma agua, cocinamos los espárragos bien lavados y cortados en tres partes, procurando que no se ablanden en exceso y queden enteros ( dependiendo de su grosor, unos 5  minutos será suficiente ). Escurrimos y reservamos.






4- Sobre unas cazuelitas o platos hondos resistentes al horno, ponemos los daditos de jamón serrano, cubriendo el fondo.
5- Sobre el jamón ponemos la cebolla dulce y zanahoria cocidas y encima cubrimos con parmesano recién rallado.
6- A continuación repartimos las colas de gambas o langostinos ( sin piel ), dejándolas enteras o a trocitos, a nuestra elección.
7- Luego colocamos los trigueros bien repartidos y reservamos las puntas para luego decorar las cazuelitas y nos ponemos a elaborar la salsa bechamel.






8- Salsa bechamel:  En una sartén o cacito ponemos la mantequilla a fuego lento y una vez derretida añadimos la harina y mezclamos con una cuchara de palo. Tostamos un poquito la harina ( siempre a fuego lento para controlar que no se nos queme ) y, a continuación, añadimos la leche templadita, 1 cucharadita de postre de orégano, pizca de nuez moscada y una cucharadita de postre de sal.
9- Removemos constantemente con unas varillas cocinando a fuego lento hasta que la salsa espese.
10- Vertemos la salsa bechamel sobre nuestras cazuelitas procurando que queden todos los ingredientes bien cubiertos.





11- Ponemos sobre la bechamel una capita generosa de queso parmesano recién rallado y encima colocamos las puntas de espárragos trigueros que teníamos reservadas y un poquito más de parmesano.
12- Metemos al horno a gratinar ( 200 grados ) hasta que la superficie se vea doradita.

3 comentarios:

Toñi on 17 de enero de 2018, 11:25 dijo...

Te ha quedado de lujo!!!
Besos.

María G. G. on 17 de enero de 2018, 13:49 dijo...

Espectacular receta, me encanta el resultado

Kasioles on 18 de enero de 2018, 20:29 dijo...

¡Vaya platazo más impresionante que acabo de ver!
Con los ingredientes tan apetitosos que lleva, tiene que ser una verdadera delicia saborearlo.
Si lo ven mis nietos, no te dejan ni la fuente.
Ha sido un placer visitar tu espacio.
Cariños.
Kasioles

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Cuchillito y Tenedor Copyright © 2012 Design by Ana Sanchez Aubrey and Me