16 de julio de 2019

Brazo de chocolate y fresas.

Elaborado por Mariluz Piñeiro en 9:07
"Brazo de chocolate y fresas". Elaborado con un suave y esponjoso bizcocho de chocolate. Relleno con una mezcla de queso cremoso, requesón, fresas frescas y bañado en chocolate fundido y más fruta fresca. Adictivo, cremoso, irresistible y absolutamente delicioso. Postre ideal en infinidad de ocasiones, al que nadie se resiste.
¿Cómo se hace?









INGREDIENTES:

Bizcocho:  4 huevos L, 125 g. de azúcar común, 100 g. de harina para repostería, 1 cucharada de postre de levadura en polvo y 30 g. de cacao en polvo sin azúcar.
Relleno: Fresas frescas ( al gusto la cantidad ), 200 g. de requesón, 65 g. de azúcar común, 200 g. de queso cremoso y 2 hojas y media de gelatina.
Cobertura: 100 g. de chocolate negro especial repostería , 25 g. de mantequilla y fresas frescas.













ELABORACIÓN:

1- Batimos los huevos con unas varillas eléctricas a velocidad máxima durante 5 - 6 minutos.
2- Añadimos poco a poco el azúcar y batimos a velocidad máxima un minuto más.
3- Tamizamos la harina junto con la levadura y el cacao en polvo sin azúcar y añadimos esta mezcla poco a poco, a cucharadas, mezclando suavemente con una lengua pastelera mediante movimientos envolventes, para que la mezcla no pierda aire y quede esponjosa.














4- Vertemos la masa en una bandeja de horno con papel vegetal y la extendemos con una lengua, espátula o con el dorso de una cuchara para que quede del mismo grosor por toda la superficie.
5- Metemos al horno precalentado a 180 grados ( calor arriba y abajo sin ventilador ) y horneamos a esta temperatura durante 12 minutos.
6- Retiramos del horno e inmediatamente ( sin dejar que se enfríe ), desmoldamos la plancha de bizcocho sobre un paño de algodón espolvoreado con azúcar.
7- Enrollamos el bizcocho sobre sí mismo ayudándonos con el paño de algodón y lo dejamos así enrollado hasta que se enfríe del todo.












8- Ponemos las hojas de gelatina sumergidas en un cuenco con agua fría y dejamos que se hidraten durante 10 minutos.
9- Mezclamos en un cuenco amplio el requesón, el azúcar y el queso cremoso. Retiramos 4 - 5 cucharadas soperas de esta mezcla a una taza y la calentamos en el microondas.
10- Añadimos la gelatina bien escurrida de agua a esta mezcla caliente y removemos enérgicamente hasta que se mezcle bien.
11- Luego añadimos a la mezcla de queso fría y removemos con unas varillas para mezclar todos los ingredientes.


















12- Vertemos en un plato hondo y dejamos en la nevera durante 1 hora para que la mezcla de queso tome cuerpo y se endurezca.
13- Transcurrido este tiempo, retomamos en bizcocho ya frío, lo desenrollamos con cuidado y rellenamos con la mezcla de queso que teníamos en la nevera reservada, extendiéndola bien por toda la superficie del bizcocho.















14- Encima ponemos fresas frescas limpias, bien secas y cortadas en pequeños trocitos.
15- Enrollamos el bizcocho de nuevo sobre sí mismo presionando para que quede bien compacto y lo colocamos en una bandeja o plato alargado procurando dejar en la parte de abajo el corte.
16- Con un cuchillo de sierra cortamos los extremos del bizcocho para que nos quede más igualado y bonito.
17- Fundimos a baño María el chocolate negro y la mantequilla y vertemos inmediatamente sobre el bizcocho enrollado y relleno. 









18- Extendemos el chocolate fundido con el dorso de una cuchara procurando cubrir la superficie del pastel. Encima ponemos fresas frescas troceadas, frambuesas, arándanos o lo que más nos guste.
19- Reservamos en frío hasta el momento de su consumo.

2 comentarios:

Toñi on 18 de julio de 2019, 10:29 dijo...

Que pintaza!!! se me hace la boca agua...
Besos.

Rosita Vargas on 20 de julio de 2019, 22:29 dijo...

Se ve muy exquisito y muy esponjoso una verdadera delicia de chocolate.abrazos.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Cuchillito y Tenedor Copyright © 2012 Design by Ana Sanchez Aubrey and Me