20 de julio de 2018

Tarta de albaricoques.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 19:51
Los albaricoques están ahora en su mejor momento y debemos aprovechar lo buenos que están para elaborar las ricas recetas que los incluyen y regalar el paladar de los que más queremos.
Esta tarta sólo puede disfrutarse en verano y está tan buena que "merece un monumento". Ese contraste entre la masa dulce y el albaricoque maduro ligeramente ácido me vuelve loca. Exquisita!!!!







INGREDIENTES:

Base:  150 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 100 g. de azúcar, 1 cucharada sopera de vainilla líquida, 1 huevo y una yema  y 420 g. de harina para repostería.
Relleno:  800 g. de albaricoques maduros, 30 g. de azúcar, 30 ml. de agua y 30 g. de Maizena. 1 Huevo para pincelar la masa.








ELABORACIÓN:

1- Base: Batimos la mantequilla reblandecida junto con el azúcar un par de minutos.
2- Añadimos la vainilla líquida, el huevo y la yema. Batimos hasta que se integren.
3- Añadimos la harina y batimos hasta obtener una masa lisa con todos los ingredientes bien integrados.
4- Tapamos la bola de masa con film y dejamos que repose en la nevera durante media hora para que coja cuerpo y sea más manejable.











5- Mientras, preparamos el relleno, poniendo en una sartén amplia los albaricoques con su piel bien lavados y cortados en rebanaditas  , el azúcar y el agua.
6- Cocinamos a fuego medio removiendo de vez en cuándo, unos 10 minutos.
7- Espolvoreamos la Maizena sobre los albaricoques  y removemos bien, cocinando a fuego lento hasta que espese la mezcla.
8- Retiramos del fuego y reservamos.











9- Retomamos la masa, la colocamos entre dos pliegos de papel vegetal y la estiramos con un rodillo de cocina hasta dejarla bien finita (3 - 4 milímetros ).
10- La colocamos sobre un molde redondo ( no es necesario engrasarlo ni cubrirlo con papel vegetal ) procurando que cubra fondo y lados del molde.
11- Recortamos los bordes y reservamos una parte de masa para las tiras que cubrirán nuestro pastel.
12- Sobre la masa ya colocada en el molde vertemos el relleno de albaricoques que teníamos reservado y alisamos para repartirlo por toda la superficie.








13- Estiramos la masa y con un cuchillo cortapizzas hacemos unas tiras que colocamos sobre la superficie del pastel de lado a lado.
14- Pincelamos con huevo batido los bordes y tiras de masa y luego metemos al horno precalentado a 180 grados y horneamos a esta temperatura durante 35 - 40 minutos, hasta que veamos los bordes doraditos.
15- Dejamos que el pastel se enfríe por completo antes de cortarlo.

1 comentarios:

mariatem on 21 de julio de 2018, 13:26 dijo...

Muy rica,te ha quedado genial.
Besos

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Cuchillito y Tenedor Copyright © 2012 Design by Ana Sanchez Aubrey and Me