25 de junio de 2019

Magdalenas de limón y frambuesas.

Elaborado por Mariluz Piñeiro en 17:13

"Magdalenas caseras de limón y frambuesas". Pero no cualquier clase de magdalenas, sino las más ricas que podemos hornear en nuestras casas. Esponjosas, con un copete adorable, de sabor equilibrado y ese aroma cítrico y de azahar que las hace irresistibles. Además en su interior tienen frambuesas frescas troceadas. ¿Cómo podemos resistirnos ante un bocadito tan adorable y tentador?
La receta.









INGREDIENTES:

4 huevos grandes, 250 g. de azúcar, ralladura de 2 limones, zumo de 1 limón, 3 cucharadas soperas de agua de azahar, 250 ml. de leche semidesnatada, 22 5 ml. de aceite de oliva, 375 g. de harina de trigo, 16 g. de levadura en polvo, 100 g. de frambuesas frescas y un poco de azúcar para espolvorear la superficie de las magdalenas.












ELABORACIÓN:

1- Batimos los huevos con unas varillas a velocidad alta durante 4 minutos.
2- Añadimos el azúcar poco a poco y batimos 1 minuto más.
3- Bajamos la velocidad de batido y añadimos el aceite poco a poco batiendo hasta que se integre.
4- Añadimos el zumo, la ralladura de limón y el agua de azahar. Batimos.



















5- Tamizamos la harina junto con la levadura y las añadimos poco a poco, batiendo hasta obtener una masa uniforme con todos los ingredientes bien integrados.
6- Ponemos la masa en un recipiente con tapa y la metemos al frigorífico durante 3 horas al menos ( o al congelador durante 1 hora, removiendo de vez en cuándo ). 
7- Preparamos un molde para magdalenas rígido y le ponemos papelinas o moldes de papel para magdalenas.










8- Retomamos la masa que ya estará muy fría y le añadimos las frambuesas frescas cortadas en trocitos. Mezclamos suavemente para que se repartan por toda la masa.
9- Llenamos los moldes con masa ( tres cuartos de su capacidad ) y metemos al horno precalentado a 200 grados horneando a esta temperatura durante 10 minutos. Luego bajamos la temperatura a 180 grados y horneamos durante 5 minutos más, hasta el final del horneado.











































10- Retiramos del horno y desmoldamos, colocando las magdalenas sobre una rejilla metálica hasta que se enfríen del todo. Una vez frías, las conservaremos en un recipiente hermético hasta su consumo.

1 comentarios:

Fely on 25 de junio de 2019, 17:33 dijo...

la hora de la merienda. Yo me pillaria dos o tres para acompañar el café. Riquísimas
besinos

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Cuchillito y Tenedor Copyright © 2012 Design by Ana Sanchez Aubrey and Me