11 de marzo de 2019

Pasteles de nata.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 20:41

"Pasteles de nata". Pequeños bocaditos de pasta choux elaborados con todo el cariño y rellenos de deliciosa nata montada. 
Resultan el bocado dulce perfecto para cualquier celebración o reunión en la que un pequeño bocadito dulce y glamouroso nos basta para poner el broche de oro en una ocasión especial.
No resultan difíciles de hacer y os aseguro que esta receta es infalible, salen perfectos!!!
¿Cómo se hacen?








INGREDIENTES:


100 g. de mantequilla, 250 ml. de agua, pizca de sal, 1 cucharadita de postre de azúcar, 150  g. de harina para repostería, 4 huevos grandes y 1 más para pincelar la superficie de los pasteles.
250 ml. de nata para montar y 4 cucharadas soperas de azúcar glas.









ELABORACIÓN:

1- Ponemos en un cazo el agua, la mantequilla, la pizca de sal y el azúcar. Cocinamos a fuego medio hasta que se funda la mantequilla y el agua hierva.
2- Una vez hierva retiramos del fuego y añadimos toda la harina de golpe, mezclando bien a continuación con una espátula o cuchara de palo.










3- Ponemos de nuevo al fuego el cazo y movemos la mezcla con la cuchara mezclando hasta que se seque del todo y se despegue de las paredes del cazo con facilidad.
4- Retiramos del fuego y dejamos templar 1 minuto. Luego añadiremos los huevos, uno a uno, mezclando con la cuchara o espátula hasta que se integren. No añadiremos el siguiente huevo hasta que el anterior se haya integrado por completo.
5- Vertemos la masa obtenida en una manga pastelera ( sin boquilla ) y cortamos la punta para que nos quede un orificio bastante ancho ( 2 cm. de ancho aprox. )











6- Dejamos caer tiras de masa de unos 4 - 5 cm. sobre 2 bandejas de horno con papel vegetal procurando que queden separadas entre sí,  ya que al hornear suflan aumentando bastante su tamaño y podrían pegarse si no las separamos lo suficiente.
7- Pincelamos la superficie de cada pastel con huevo batido y metemos al horno precalentado a 180 grados.
8- Horneamos a esta temperatura hasta que veamos que los pasteles están doraditos y la masa haya suflado.
9- Los retiramos del horno y practicamos en cada pastelito recién salido del horno una pequeña abertura o incisión con una tijera de cocina para que pueda salir el vapor acumulado en el interior del pastel y no se humedezca. Esta abertura la aprovecharemos para luego rellenarlos.









10- Montamos la nata con unas varillas eléctricas a velocidad máxima ( Para que monte bien deberá estar muy fría ).
11- Una vez montada añadimos el azúcar glas y mezclamos suavemente con una lengua. Vertemos la nata montada en una manga pastelera con boquilla fina y redonda y rellenamos los pastelitos aprovechando la abertura que les habíamos practicado.
12- Espolvoreamos la superficie de los pasteles con azúcar glas y conservamos en frío hasta su consumo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Cuchillito y Tenedor Copyright © 2012 Design by Ana Sanchez Aubrey and Me