23 de mayo de 2016

Rosca rellena de nata montada y kiwi.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 6:43
Me encanta la pasta choux. No es difícil de conseguir, aunque sí hay que cogerle el punto a su doble elaboración, en cazuela y horno, para que quede bien horneada y en su punto.
Queda estupenda rellena de nata montada y con el delicioso añadido de la fruta fresca.
Un pastel sin artificios que resulta elegante, fresco y apetecible para todos. 
Aquí tenéis la receta por si os apetece disfrutar una deliciosa rosca de pasta choux.




INGREDIENTES:

100 g. de mantequilla, 250 ml. de agua, 1 cucharadita de sal, 1 cucharadita de azúcar, 150 g. de harina de repostería, 4 huevos grandes y 1 más para pincelar la masa.
Relleno: 400 ml. de nata para montar, 6 cucharadas soperas de azúcar glas y 2 kiwis.
Azúcar glas para espolvorear el pastel.




ELABORACIÓN:

1- En un cazo ponemos el agua con la mantequilla y llevamos a ebullición removiendo con una cuchara hasta que la mantequilla se funda por completo.
2- Una vez hierva, añadimos de un solo golpe la harina con la sal y el azúcar. Retiramos del fuego y mezclamos con la cuchara o espátula hasta que se integren por completo.
3- Ponemos de nuevo al fuego y seguimos removiendo hasta que la pasta se seque y se despegue sin dificultad de las paredes del cazo.
4- Retiramos del fuego y añadimos los huevos, uno a uno, mezclando bien hasta que se integren, sin añadir el siguiente hasta que el anterior esté completamente integrado.




5- Vertemos la masa obtenida en una manga pastelera ( sin boquilla ) y cortamos la punta con unas tijeras, dejando un orificio de salida de unos 3 cm. y medio aprox.
6- Sobre una bandeja de horno con papel vegetal hacemos dos círculos concéntricos (tomando como modelos dos platos de diferente tamaño ) para dar forma a la rosca.
7- Dejamos caer la masa de la manga pastelera sobre la bandeja de horno dándole forma de rosca. ( Seguimos el modelo circular que hemos dibujado sobre el papel vegetal). Hacemos 3 círculos de pasta ( uno pegado al otro y el tercero colocándolo sobre los dos anteriores).
8- Pintamos la pasta con huevo batido y metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que esté bien doradita.




9- Retiramos del horno y colocamos la rosca sobre una rejilla metálica para su enfriamiento. Cortamos a la mitad transversalmente con un cuchillo de sierra.
10- Montamos la nata ( que debe estar muy fría) con unas varillas eléctricas a velocidad máxima. Añadimos poco a poco el azúcar glas cuándo está prácticamente montada.
11- Vertemos en una manga pastelera con boquilla rizada y rellenamos la rosca cuándo se haya enfriado por completo, alternando con finas laminillas de kiwi.
12- Espolvoreamos con azúcar glas y servimos muy fría.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Cuchillito y Tenedor Copyright © 2012 Design by Ana Sanchez Aubrey and Me