2 de octubre de 2017

Pasta casera con salsa bolognesa.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 6:54
Pocas cosas hay más fáciles en cocina que la elaboración de una pasta fresca casera. Dos ingredientes, un poquito de dedicación y un magnífico resultado absolutamente placentero.
Si disponemos de máquina que nos facilite la labor de estirar y cortar la pasta, estupendo. Si no es así, que nadie se desanime porque el resultado es igual de satisfactorio y delicioso si la elaboramos artesanalmente.
Os animo a intentarlo, es un juego de niños!!!
La receta.




INGREDIENTES:

250 g. de harina de trigo, 2 huevos y 1 yema. (Con estas cantidades salen 4 raciones generosas de cintas de pasta fresca).

Salsa bolognesa:  Media cebolla morada, 4 tomates maduros, sal, pimienta negra molida, 1 cucharadita de albahaca, 1 cucharadita de orégano, 350 g. de carne picada mixta, medio bote de tomate triturado, unas hojas de albahaca fresca y 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen.




ELABORACIÓN:

1- Ponemos la harina en el bol de la amasadora ( o hacemos un volcán si vamos a amasar a mano).
En el centro añadimos los 2 huevos y la yema y comenzamos amasar y mezclar a velocidad media hasta que consigamos una pasta con todos los ingredientes bien integrados. No debe resultar nada pegajosa y la superficie presentará un aspecto liso. Esto se consigue tras un proceso de amasado de aproximadamente 10 minutos.




2- Colocamos la bola de masa sobre un plato y la tapamos con un film impidiendo su contacto con el aire. Dejaremos que repose durante media hora para que el gluten se relaje.
3- Transcurrido este tiempo cortamos la bola de masa en dos partes, tapamos una de ellas de nuevo con film y estiramos la otra con un rodillo sobre una superficie de trabajo ligeramente enharinada. Dejaremos la masa de un grosor suficiente para que entre por el orificio de la máquina de pasta.
La pasaremos por la máquina las veces necesarias para conseguir el grosor deseado. Luego cortaremos y estiraremos igualmente la otra parte de masa.
4- Si no disponemos de máquina de pasta, estiraremos con el rodillo la masa hasta conseguir el grosor deseado ( teniendo en cuenta que aumenta el volumen durante la cocción, dejaremos lo más fina posible nuestra pasta).




5- Tomamos un cuchillo afilado y cortamos cintas de 2 milímetros de grosor y luego hacemos girar cada cinta de pasta sobre la mesa de trabajo para redondearla ( o elegimos el corte deseado en nuestra máquina de pasta).
6- Una vez cortada, la colocamos sobre un secador para pasta o sobre una cuchara de madera sujeta con dos vasos altos, para que la pasta se seque durante 15 minutos aprox. ( Si la dejamos mucho tiempo se vuelve quebradiza).




7- Cocemos la pasta en abundante agua hirviendo con sal al gusto, durante 3 minutos contados desde el primer hervor. Escurrimos y mezclamos con la salsa elegida.
8- Salsa bolognesa:  Ponemos el aceite en la sartén y añadimos la cebolla picada. Pochamos hasta que comience a ablandar.
9- Añadimos los tomates cortados a trocitos, sal y pimienta negra molida al gusto, el orégano y la albahaca. Cocinamos a fuego medio durante 5 minutos.
10- Añadimos medio bote de tomate triturado y cocinamos 5 minutos más.




11- Luego agregamos la carne picada, mezclamos bien y dejamos cocinar a fuego medio durante 10 minutos removiendo de vez en cuándo.
12- Mezclamos la salsa con la pasta recién hecha, ponemos unas hojas de albahaca fresca picada y servimos.

1 comentarios:

Ayla on 2 de octubre de 2017, 17:45 dijo...

Que receta tan rica, a mi la pasta me encanta y esta que nos propones ha de estar riquísima. La pasta casera la verdad que nunca lo he intentado, tendré que probar algún día :D
Besote!!!!

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Cuchillito y Tenedor Copyright © 2012 Design by Ana Sanchez Aubrey and Me