30 de enero de 2013

Natillas caseras con merengue.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 6:55
Mi marido me comentaba hace unos días que cuando era pequeño, su madre les servía con frecuencia de postre unas deliciosas natillas caseras con merengue y canela que volaban en pocos minutos de la mesa con 5 chiquillos cuchara en mano...
Esta receta quiere ser un homenaje a las mujeres que como mi suegra, una excelente cocinera, con poco más que unas varillas y sin amasadoras de última generación, han sabido poner en su mesa familiar los más deliciosos platos hechos con todo el cariño.  Los hijos y nietos guardan en su memoria y paladar estos platos con los que han crecido como la mejor de las herencias... Ese solomillo de la abuela, su tarta de Santiago, la tarta de manzana y compota, los huevos rellenos, la empanada, la tarta de chocolate...
Hoy he querido sorprender a mi marido con unas natillas caseras similares a las que disfrutaba de pequeño con sus hermanos...
¿A quién no le gusta de vez en cuando volver a los sabores de la infancia?


INGREDIENTES:

1 litro de leche, 1 palito de canela, chorrito de vainilla, 8 cucharadas soperas de azúcar, 8 yemas de huevo, 2 cucharadas soperas de Maicena. 

Para decorar:  3 claras de huevo, pizca de sal, 40 g. de azúcar glas y canela para espolvorear. 


ELABORACIÓN:

1- Ponemos la leche en un cazo con el palito de canela y calentamos.

2- En un cuenco mezclamos las yemas con el azúcar,  la Maicena y un chorrito de vainilla líquida.
3- En cuanto la leche esté calentita, añadimos la mezcla del cuenco y removemos sin parar con unas varillas, a fuego medio, hasta que veamos que la leche espesa.


4- Retiramos del fuego y vertemos las natillas en cuencos o copas. Dejamos templar.

5- Metemos al frigorífico al menos un par de horas.
6- Montamos las claras a punto de nieve con un pellizco de sal y cuando estén casi montadas le añadimos 40 g. de azúcar glas.


7-  Decoramos las natillas con el merengue y espolvoreamos con canela al gusto.
¡¡¡Buenísimas!!!

83 comentarios:

Jose on 30 de enero de 2013, 7:25 dijo...

Buenos días Mary, yo me sumo a ese homenaje que haces en particular a tu suegra, pero en general a aquellas mujeres que sin los medios de los que disponemos, eran capaces de realizar tareas y preparar platos que a más de uno ya nos gustaría poder servir en casa. Gracias por recuperar ese tipo de recetas y ofrecérnoslas porque yo las recibo encantado. Un besito.

Mila on 30 de enero de 2013, 7:48 dijo...

Bonito homenaje, mi madre también hacia un postre similar, pero con un merengue cocido, islas flotantes, también lo recuperé hace un tiempo
besos

Esmerαlđα• [Recelanđia] on 30 de enero de 2013, 7:51 dijo...

Mary, un bellísimo homenaje, admiro mucho a aquellas mujeres, qué gran labor y qué sabores!!
Las natillas te quedaron preciosas, seguro que están exquisitas!
Besitos y feliz día!!

Viví Taboada on 30 de enero de 2013, 7:56 dijo...

unas palabras preciosas para esas madres-abuelas que siempre han estado ahí para hacernos la vida mas fácil y que recordamos con tanto cariño, me llevo la receta en casa sera éxito seguro. Bicos

Marta Gonzalves on 30 de enero de 2013, 8:02 dijo...

Vaya pinta tienen esas natillas, debían estar buenísimas.
Un saludo.

jose manuel on 30 de enero de 2013, 8:19 dijo...

Esto se parece a los huevos nevados, con estos postres es que no paro.

Saludos

Mary on 30 de enero de 2013, 8:27 dijo...

Que natillas más ricas!!!! yo recuerdo a mi madre levantar las claras conel tenedor y ahora tenemos la cocina invadida de cacharros...

Besets

Marta on 30 de enero de 2013, 8:34 dijo...

Seguro que tu marido quedó encantado y no me extraña son una delicia y con el merengue mas y desde luego me uno a tu homenaje. Besos Mary

sofiaaurora on 30 de enero de 2013, 8:36 dijo...

Mary, como tu me sumo a ese homenaje, la prueba la tengo muy cerca, siempre he visto a mi abuela y a mi madre hacer maravillas en la cocina sin utilizar ninguno de los aparatos de última generación y que bueno les salía todo, sabían darle ese toque genuino de buenas cocineras. Las natillas te han quedado muy bonitas y seguro que le has sabido dar ese toque que le daba tu suegra, porque tu también eres una estupenda cocinera, una maestra en la cocina , besos
Sofía

Cocinando entre cacharros on 30 de enero de 2013, 8:42 dijo...

¡¡ Me parece un postre exquisito !! Las natillas me encantan y la presentación ¡¡ inmejorable !!
Besos.

sofiaaurora on 30 de enero de 2013, 8:43 dijo...

Yo también me sumo a este homenaje de nuestras abuelas y nuestras madres , que sin recursos de última generación sabor ron dar el toque perfecto a sus recetas y supieron poner en sus mesas auténticas delicias. Las natillas te han quedado como tu sabes hacerlo perfectas, tu también eres una maravillosa cocinera y una genial maestra, besos
Sofía

Vane on 30 de enero de 2013, 8:46 dijo...

Como me gustan las natillas!! Vaya presentación bien bonita.

Besos

conchi on 30 de enero de 2013, 9:09 dijo...

Mary, qué chulo y cuanta razón tienes, siempre te viene a la memoria los sabores y olores de cuando eres pequeña, un homenaje precioso y bien merecido. Un beso.

Frabisa-Isabel La cocina de Frabisa on 30 de enero de 2013, 9:31 dijo...

Me pasa igual, hablar de natillas y es acordarme de cuando era pequeña, de cuando lo eran mis hijos, es una receta morriñosa. Ahora te digo, tu propuesta con merengue me ha rechiflado, nunca había visto las natillas así y me parece una opción muy afortunada, me llevo tu idea.

un besazo enorme, linda y feliz día

Proyecto Culinaria on 30 de enero de 2013, 9:58 dijo...

Las natillas son mi postre favorito desde siempre, y estas con merengue tienen una pinta espectacular así que las probaré un día de estos. Me guardo la receta.
Besos.

Mi Ka on 30 de enero de 2013, 10:05 dijo...

Muy, muy ricas Mary, seguro que tu marido se ha quedado súper contento ;) Como no disfrutar de estas DELICIAS...
Besotes guapa!

Beth on 30 de enero de 2013, 10:09 dijo...

Très difficile résister à un dessert pareil, sa l'aire bien délicieux!

Bisous

Mª Dolores Martinez Martinez on 30 de enero de 2013, 10:12 dijo...

A mi me recuerdan también mi infancia, mi madre nos las hacía con galletas y estaban muy buenas, igual que deben estar estas, la pinta que tienen lo dice. Un beso

MAIZENA on 30 de enero de 2013, 10:32 dijo...

Te puedes creer que ha mi me gusta mas el merengue que la nata? pues natillas y merengue madre mia, un postre estupendo! Las madres siempre nos enseñan cosas nuevas y deliciosas en la cocina.

besitos

Gloria Te hago un Postre on 30 de enero de 2013, 11:32 dijo...

Me encantan las natillas caseras y he estado años pensando que era algo difícil de hacer, jeje y mientras comprándolas en la tienda, con lo bueno que está lo hecho en casa...
Te han quedado fenomenal y el toque del merengue, buenísimo.
Besos

Silvia on 30 de enero de 2013, 11:42 dijo...

Uma verdadeira delicia!
Bjs

Sory Escudero on 30 de enero de 2013, 11:45 dijo...

Una más que se suma al homenaje de las que sin duda se lo merecen todo, madres y abuelas que hacían maravillas con bien poquito.

Esas natillas tienen que estar de muerte, me imagino su cremosidad mezclada con el esponjoso merengue mmmmm!!!!

Mil besitos

Beatriz on 30 de enero de 2013, 11:46 dijo...

Ahora creemos necesitar muchas cosas para hacer las cosas bien cuando antes nuestras madres/abuelas preparaban platos deliciosos sin ni siquiera peso! un homenaje estupendo y una receta que merece perdurar en el tiempo.

Besos
Bocados Divinos

Cuchy on 30 de enero de 2013, 11:57 dijo...

Tiene una pinta sublime! Adoro las natillas, todo un recuerdo de mi niñez.
http://misbizcochoscaseros.blogspot.com

mary on 30 de enero de 2013, 12:28 dijo...

tres hurras por tu suegra!!! y por el resto de madres y suegras que nos hacian esos postres tan ricos
las natillas se ven divinas
besitos

William the Bloody on 30 de enero de 2013, 13:25 dijo...

Buenísimo! Las natillas caseras son las mejores!
Cuando mi madre las hace a mi me encantan!
Un beso!!

Nuria Eme on 30 de enero de 2013, 13:33 dijo...

Me ha encantado la entrada, el homenaje, las natillas y la presentación. Este homenaje tiene nombres para cada uno de nosotros. Mis natillas de la infancia, no tenían merengue, pero sí una galleta maría, que estaba buenísima.
Besotes mi niña.

Miquel on 30 de enero de 2013, 13:33 dijo...

tienen que estar muy buena esta combinacion tendre que probarla ya¡¡
beso

lasrecetasdetriana.com Rocio y Josemanuel. on 30 de enero de 2013, 13:34 dijo...

Que postre mas irresistible Mary...ademas de bien presentado...!!! Las natillas en casa nos gustan a todos...e incluso a veces hay peleas...!!! Jajajajaja...
Besos

Olalla Igualador on 30 de enero de 2013, 13:47 dijo...

Tiene que estar buenísimo, me quedo con la receta, y así hago mi particular homenaje a las madres.... incluida yo jaja

Un beso

Eva on 30 de enero de 2013, 13:50 dijo...

Precisamente hoy he publicado una receta de mi suegra, opino lo mismo, vaya mérito, las cocineras de antes que sin maquinitas hacen unas comidas que nos saben a gloria.
Te ha quedado estupendas y se ven deliciosas.
Besos.

Pilar QyM on 30 de enero de 2013, 14:17 dijo...

Natillas caseras y encima con merengue!!. No se puede pedir más y encima estoy sin comer a estar horas... mándame unas por favor que son irresistibles.
Besitos.

Mercedes on 30 de enero de 2013, 14:26 dijo...

Mary Tienes toda la razón a quien no le gusta recordar esos exquisitos platos que preparaban nuestras abuelas y madres que sin instrumental de cocina solo con voluntad y cariño, elaboraban recetas maravillosas.
"MARY UNA DELICIOSAS RECETA..."

Algodón de Luna on 30 de enero de 2013, 14:30 dijo...

Yo he visto fotos en pinterest , pero no sabia que lo de abajo eran natillas ,......

Qué pintaca

Luna

Raúl García on 30 de enero de 2013, 14:39 dijo...

Que ricas Mary!!! Me encanta como se han quedado, a ver cuando nos sorprendes montando un local de postres, que dan unas ganas de comerlos todos que para que contarte! Este finde las prepararé :) y pensaré en las suegras mientras!! Jejejeee

Hope on 30 de enero de 2013, 14:43 dijo...

Uaaaaauu!! Acabo de encontrar tu blog y está genial!!
Viva esas mujeres como tu suegra jajaja Te sigo desde ya guapa!!
Pasate por mi blog si te apetece chafardear un ratín jaja
Un beso!!

http://infinityho.blogspot.com.es/

Montse Alonso on 30 de enero de 2013, 14:47 dijo...

Madre mía¡¡¡¡¡ te quedaron con una pinta buenísima.
http://arruadamontse30.blogspot.com.es/

taim on 30 de enero de 2013, 15:07 dijo...

que buenas las natillas, seguro que estan mejor que las compradas, nunca las habia visto con merngue

Mijú on 30 de enero de 2013, 15:59 dijo...

La presentación te quedo de lujo.
Un saludito

Bego on 30 de enero de 2013, 16:17 dijo...

Menuda sorpresa que le habrás dado a tu marido y es que las comidas que nos transportan por arte de magia a nuestra infancia son las mas reconfortantes.
Besinos mil.

Karmela on 30 de enero de 2013, 16:23 dijo...

Que apetitosas, viendo las tuyas me entran remordimientos de no hacerlas y comprarlas. tendré que hacer propósito de enmienda jeje .
Besitos

Te de Ternura on 30 de enero de 2013, 16:33 dijo...

No solo te han quedado ricas, sino que te han quedado PRECIOSAS... con este decorado rosa tan de tu CASA!!!
Besos bonita :)

Ana Mesa on 30 de enero de 2013, 16:38 dijo...

No hay nada como una natillas caseras la presentacion estupenda. un besico

Caty Pol on 30 de enero de 2013, 16:47 dijo...

Oh! que delicia! ahora creo que también las llaman islas flotantes, no sé...un postre muy rico, un clásico de la cocina española, me gusta mucho el merengue y servido con natillas es una gran combinación, pero el mio sin canela, jeje
Besitos guapa

Hilda on 30 de enero de 2013, 16:48 dijo...

Deliciosas las natillas... y las abuelas... ¿qué haríamos sin ellas, sin sus enseñanzas y sus consejos?
besinos

ferran on 30 de enero de 2013, 17:05 dijo...

A mis 51 años y con lo que está callendo comprenderás que no es facil hacerme saltar las lágrimas. Tú lo has conseguido. Gracias.

Conchi on 30 de enero de 2013, 17:09 dijo...

Que ricas, sabrosas y apetitosas natillas y si son caseras mejor que mejor, te han quedado realmente sensacionales!!!!
Besitos.

Marisa on 30 de enero de 2013, 17:16 dijo...

Holaaa, si que es verdad, y todo lo hacían a ojo, ni balanzas de cocina ni leches. Hacían de todo y sabía todo tremendo. es un postre buenísimo del que no había oído hablar. Supongo que será como siempre, por las zonas. Con el merengue ya un gran postre de lujo.
Un besooo

carmen on 30 de enero de 2013, 17:26 dijo...

Coincido con tu marido, a mi madre le encantaban las natillas con merengue, me ha traído muchos recuerdos, me encanta recordar todas estas comidas de antes.
besos,

Rosa on 30 de enero de 2013, 17:36 dijo...

Que natillas más ricas, me han recordado a las de mi madre, casi las he paladeado, ella hacia una fuente con una galleta Maria para cada uno encima y la ponia en medio de la mesa, cada uno iba cogiendo por su lado, lo malo es cuando llegabamos al medio, el peor era mi padre, que era super goloso y como no te dieras cuenta corria más que nadie y se comia la ultima cucharada el jajaja, que recuerdos. Besos

Morguix on 30 de enero de 2013, 17:44 dijo...

¡¡Que me gustan a mí estas natillas!!.
Las hacía mucho una tía-abuela de mi padre, y nos "pegábamos" por ellas, jejeje.
Es verdad, grandes cocineras, y sin tantas sofisticaciones como hay ahora, pero todo les salía riquísimo.
Y sus recetas siguen triunfando.
Un beso grande.

Carolina on 30 de enero de 2013, 17:54 dijo...

Sí señora, precioso homenaje a todas esas mamis y abuelas que sin grandes recursos hacían maravillas en la cocina.
Las natillas se ven muy ricas con el merengue aunque creo que lo mejor sería la cara de tu marido al ver que le preparaste este postre de su infancia
Besitos

inestsai on 30 de enero de 2013, 18:04 dijo...

Mary, qué ricas las natillas, me imagino que tu marido habrá quedado más que feliz. Un postre casero de los que vienen de perlas en cualquier ocasión.
Besitos

Ross on 30 de enero de 2013, 18:21 dijo...

Delicioso!!!

Mar on 30 de enero de 2013, 18:23 dijo...

Tengo la receta pendiente. Me lo dijo una amiga y me gustó un ontón la idea. Tus fotos te quedaron preciosas y con una pinta tan apetecible que yo cogería un cuenquito que es media tarde...

La Cupcakeira on 30 de enero de 2013, 18:43 dijo...

Que natillas tan deliciosas, nunca se me hubiera ocurrido y me parece una manera espectacular de enriquecer las natillas!!! Seguro que tu marido quedó encantado!!

Besos

Susana on 30 de enero de 2013, 19:31 dijo...

Que bonito homenaje Mary! las natillas de lujo, Te han quedado geniales. Una delicia. bss

Cris Mini Món on 30 de enero de 2013, 19:52 dijo...

Hace tiempo que no como unas buenas natillas, estas te han quedado deliciosas.
Un abrazo

Francisco M. on 30 de enero de 2013, 20:02 dijo...

Hola Mary;
Toda una maestra en la cocina, no sabes la envidia que me das...ojala tuviese la mitad de talento que tú, para hacer el 30% de lo que ven mis ojos a través de esta foto.
Una maravilla, parece auténticamente delicioso :)
Con tu permiso volveré más adelante.

Saludos desde felicidadenlavida;
Un abrazo grande,
Francisco M.

Adita Donaire on 30 de enero de 2013, 20:08 dijo...

A mi me encantan con merengue pero le pongo azúcar al merengue y estas te han quedado muy ricas, salen mas ricas asi a fuego lento que en la thermomix, pero para las prisas mejor la thermomix besos

La cajita de azúcar on 30 de enero de 2013, 20:31 dijo...

hola guapísima!!! cuando puedas pásate a recoger un premio por mi blog!!! felicidades por todo lo que haces!!!

thermo on 30 de enero de 2013, 20:49 dijo...

Es cierto que hacían auténticas maravillas con poco más que sus manos, una pasada.
Y me gusta recuperar estas recetas de ellas, sobre todo cuando traen recuerdos entrañables y están tan buenas que estas natillas tienen que estar riquísimas.
Besazos.

imaginacion on 30 de enero de 2013, 20:51 dijo...

Pues si, es verdad que estas natillas estan buenisimas; y si encima las pones a gratinar con el merengue, ya ni te cuento.
Besitos

Lola velasco on 30 de enero de 2013, 20:52 dijo...

Las natillas con merengue son una delicia en sabor y las dos texturas, a mi me encantan y la presentación que haces siempre dan el broche de oro.
Besitos Mary.

Vero on 30 de enero de 2013, 21:47 dijo...

Unas natillas riquísimas, y un homenaje al que me sumo sin duda. Eres estupenda, Mary. Biquiños :)

Miguel Hinojosa on 30 de enero de 2013, 22:00 dijo...

Espectaculares...sinceramente de 10!!!
Besos
Miguel
lareposteriademiguel.com

rosa on 30 de enero de 2013, 22:01 dijo...

Hola Mary.

Cómo me ha gustado ver esta entrada! Me han recordado las que hacía mi madre, ella le ponía el merengue y le daba un golpe de calor en el horno para dorarlo y estaban buenísimas. Tengo que decirle que me las prepare que hace mucho que no las hace así. Te quedaron fabulosas.

Un saludo.

A Paixão da Isa on 30 de enero de 2013, 22:06 dijo...

hum uma verdadeira tentaçao esta 5* bjs

Iratxe on 30 de enero de 2013, 22:33 dijo...

¡Demasiado buenas, qué tentación!. Riquísmas. Un beso,

www.cocinaamiga.com

Dulces Triple A on 30 de enero de 2013, 23:26 dijo...

Mary me sumo a tu homenaje y a tus natillas que tantos buenos recuerdos me han traído a la memoria, uhmmmm que ricasss, un besote.
http://dulcestriplea.blogspot.com

María on 30 de enero de 2013, 23:33 dijo...

Mi querida amiga, preciosa tu entrada, y hermoso homenaje a esas personas que como bien dices, con muy pocos utensilios hacian verdaderas maravillas, que son los hermosos recuerdos, que gracias a ellas tenemos siempre presentes, tu con tus preciosas palabras y estas natillas has dejado el listo como siempre lo mas alto, seguro que tu marido ha vivido un dia dulce con este hermoso regalo que le has preparado. Mil besicos

Sefa on 30 de enero de 2013, 23:39 dijo...

Mira que coincidencia, mi suegra tambien las hacia y yo las preparo desde que me casé y vamos camino de 48 años, ahora con los nietos su postre favorito, te han quedado muy guapas...y ricas, bsssssssss.sefa

LA COCINERA DE BETULO on 30 de enero de 2013, 23:59 dijo...

Qué poco cuesta hacer feliz a los que queremos y con estas natillas seguro que lo has conseguido, seguro que te han quedado tan buenas como las de tu suegra.
Besos.

Isabel Morenisa on 31 de enero de 2013, 1:49 dijo...

Hayyy Mary, que natillas tan riiiiiicassssss!!
Un OLÉ para tu suegra!!

Juanjo on 31 de enero de 2013, 10:51 dijo...

Que envidia me ha dado ver esta receta, que bien te ha quedado y que ganas tengo ahora de comer natillas!! un besote Mary!!

KRIS on 31 de enero de 2013, 15:23 dijo...

Nunca había visto esta clase de natillas, se ven un postre de lujo !!!
Seguro que están deliciosas, esas recetas de antaño que nos rememoran a nuestra infancia ME ENCANTAN !!!

Besotes

Las Recetas de Manans on 31 de enero de 2013, 15:42 dijo...

Umm,para chupetearse los dedos!!!

llimaverda on 31 de enero de 2013, 16:21 dijo...

a mí también me traen buenos recuerdos las natillas, aunque nunca las comí con merengue, deliciosas, felicidades a tu suegra, bsts

SalyPimienta on 31 de enero de 2013, 17:53 dijo...

Muy buen homenaje!! Y tu marido se quedaria encantado porque tienen una pinta estupenda, y te lo digo yo que soy mas de natillas de chocolate jeje. Besos!!

Apfelstrudelkuchen on 3 de febrero de 2013, 12:47 dijo...

Mmmmmm, que ricas las natillas. Este postre entra a uno en cualquier momento... Como a mí ahora, jejeje.

Un besito,
Sandra von Cake

La Princesa Pastelera (midulceprincesa.es) on 3 de febrero de 2013, 20:33 dijo...

Con lo ricas que están las natillas y con esa presentación, has conseguido un postre de lujo. Seguro que tu marido alucinó con este detalle.
Besos.

MªJose-Dit i Fet on 4 de febrero de 2013, 11:22 dijo...

Una receta deliciosa y un homenaje estupendo, me sumo a él!! Un besito

golosolandia postres on 5 de abril de 2013, 18:57 dijo...

Tienen muy buena pinta ñam ñam ñam, yo tambñien subí hoy a mi blog natillas aunque son un pelin distintas, un saludo y a seguir cocinando cosas ricas!

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Cuchillito y Tenedor Copyright © 2012 Design by Ana Sanchez Aubrey and Me