7 de septiembre de 2015

Madeleines de limón y almendra.

Elaborado por Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor en 7:09
Bizcochitos esponjosos y tiernos que enamoran al primer golpe de vista. Un placer para el paladar disfrutar estas madeleines para el desayuno.
Su elaboración es muy distinta de las clásicas magdalenas, ya que la mantequilla se incorpora al final tras derretirla en un baño María. Fundamental dejar reposar la masa en frío hasta el día siguiente. Un poco de paciencia y el premio, a la vista está... Dulces sublimes y delicados que se mantienen tiernos durante 3 días si los guardamos en un recipiente hermético que preserve su humedad.


INGREDIENTES:

160 g. de azúcar, ralladura de 2 limones, 4 huevos, 35 g. de miel, 175 g. de harina de repostería, 10 g. de levadura en polvo, 180 g. de mantequilla, almendra laminada y azúcar glas para espolvorear.


ELABORACIÓN.

1- Rallamos la cáscara de limón muy finita, sólo la parte amarilla.
2- Batimos con unas varillas los huevos y el azúcar, hasta que se vea la masa bien esponjosa.
3- Le añadimos la ralladura de limón y mezclamos bien.


4- Añadimos la miel y seguimos batiendo.
5- Tamizamos la harina junto con la levadura y las añadimos poco a poco, mezclando a continuación.
6- Por último, fundimos la mantequilla en un baño María y en cuánto esté templada, la agregamos al bol en hilito, mezclando hasta que se vea una masa homogénea.


7- Tapamos la masa con film y dejamos reposar en la nevera tapada hasta el día siguiente.
8- Preparamos el molde de madeleines, pincelando las cavidades con mantequilla derretida y espolvoreándolas con un poquito de harina.
9- Sacudimos la harina sobrante y metemos el molde en la nevera durante 5 minutos, hasta que se endurezca la mantequilla.
10- Llenamos las cavidades del molde sólo hasta las tres cuartas partes de su capacidad y espolvoreamos un poco de almendra laminada sobre la superficie.


11- Metemos al horno precalentado a 200 grados y horneamos durante aprox. 10 minutos.
12- Retiramos y dejamos en el molde un par de minutos.
13- desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
14- Espolvoreamos con azúcar glas y guardamos en un recipiente hermético hasta su consumo.

3 comentarios:

José Manuel on 7 de septiembre de 2015, 8:48 dijo...

Que pintaza

Noe M on 7 de septiembre de 2015, 17:59 dijo...

Mmmm un bocado fantástico, seré paciente y le daré el reposo a la masa jeje con tal de que me queden como las tuyas...besos

Bolboretas no Bandullo on 8 de septiembre de 2015, 18:41 dijo...

Pintaza! Mándasnos algunha para merendar?? hahaha!
Bicos

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Cuchillito y Tenedor Copyright © 2012 Design by Ana Sanchez Aubrey and Me